40 AÑOS DE BULLYING y ABUSO DE AUTORIDAD

nino venganzaLa Venganza de los hijos del Bullying

De mi anecdotario personal con cariño, para satisfacer la morbosa curiosidad de mis lectores y obtener más “likes” y seguidores, estilo adolescente.

Por Juan Carlos Poò Arenas / 03 de junio de 2014.

   Hoy un nada nuevo concepto está de moda, tal vez más de lo que nos gustaría. Y es  popular no solo entre quienes lo practican, sino también entre quienes se han vuelto los cobardes observadores, difusores y promotores obsesivos y enfermizos de este aberrante comportamiento social que se ha categorizado como Bullying para definir la tiranía y violencia física y psicológica resultante entre menores de edad dentro de las escuelas públicas y privadas.

olweusPara variar y no perder la costumbre, otra vez se le adelantaron a la Real Academia de la Lengua Española  y nuestro diccionario en español se va desnutriendo con más términos sajones. La palabra Bullying fue acuñada –no dije ¡Ah, cuñada!- acuñada dije,  en 1993 por el psicólogo escandinavo Dan Olweus de la Universidad de Bergen en Noruega,  quien al ser el primero en estudiar el tema en la década de los 70’s dijo:  “Yo le pongo como quiero pues soy su padre  y a esta actitud de violencia y acoso entre niños y adolescentes la bautizaré con el nombre de Bullying”. Así pues el buen Dan  hizo honor al verbo Bully que significa tiranizar, intimidar, dominar. Como ven la pensó tanto como un padre que le pone Lupita a su hija. Mobbing avesAunque en realidad la palabra también se parece mucho al término Mobbing que es flow chartempleado en Etiología para describir el fenómeno en que un grupo de aves ataca a un individuo de otra especie.

mobbing1De hecho Mobbing también se utiliza para designar una conducta similar al Bullying  pero en el ambiente laboral, es decir entre hombres y mujeres  que tal vez algún día padecieron  o ejercieron el Bullying.

bulyngtoon 2Hoy, este fenómeno social se ha  sofisticado como si fuese una marca comercial y se ha diversificado tanto como el ritmo de la propia estupidez humana exige, sub derivando  diferentes términos como el de Brand Bullying, Ciber Bullying, y todos los demás Bullying que se nos puedan ocurrir y que tengan algo que ver con “joder al otro”.

Los legisladores mexicanos sólo trabajan 195 días al año, es decir, son los que menos días laborales tienen de todos los congresos de América Latina y aun así son de los mejores pagados. Pero son de nobles sentimientos, pues diariamente SUEÑAN CON UN MËXICO MEJOR ...y ¡LIBRE DE BULLYING!

Los legisladores mexicanos sólo trabajan 195 días al año, es decir, son los que menos días laborales tienen de todos los congresos de América Latina y aun así son de los mejores pagados. Pero también son de nobles sentimientos, pues DESDE HACE AÑOS diariamente SUEÑAN CON UN MÉXICO MEJOR …y ¡LIBRE DE BULLYING!

mrbeenpendejo 1Aunque este fenómeno siempre ha existido de manera verdaderamente agresiva y violenta, la realidad para ser francos, es que casi todos los políticos, el estado y los legisladores, por no mencionar los padres de familia y muchísimos maestros, directores, subdirectores, inspectores, rectores y prefectos  en escuelas tanto privadas como públicas,  han optado por hacerse pendejos durante años, pues lo que ahora se conoce como Bullying antes era pasado por alto al considerarlo  una actitud normal, existente mucho antes que la “instrucción” se conociese como “educación”, que no es ni una ni otra, sino un gran negocio que manipula, somete y condiciona las mentes jóvenes, pero ese es otro tema.

Ya que en mi infancia yo padecí también el aún desconocido y no tipificado Bullying y en mi madurez el Mobbing, como seguramente muchos de ustedes, quiero dejarles aquí cuatro casos que narran la experiencia de quienes padecimos bullying o abuso de autoridad, todas ellas tan representativas de los 70’s como para ser dignas de estudio para el libro olweusSr. Olweus, pues sucedieron justamente en la misma época en que el afamado psicólogo comenzaba a estudiar lo que muchos ya habíamos vivido y en lo que otros, lamentablemente, ya se habían  doctorado.

   cuaronoscarTal vez un día Alfonso Cuarón, como ex compañero de degeneración en la misma institución deformativa, digo, educativa (era broma), se compadezca y haga honor a los protagonistas de estas historias realizando una película desorbitada como la que le dio esos importantes galardones tan gabachos como el propio término Bullying o haciendo comentarios en su blog como los que hizo a las reformas que viene gestando el gobierno en nuestro país, supuestamente sin acompañamiento de cuerdas externo.

CASO 1: El pobre de “El Tuercas”

AMIGOS 4   Después de casi quince años de habernos dejado de ver para seguir nuestros propios caminos, nos volvimos a reunir un grupo de ex compañeros de la primaria y la secundaria en el rancho de nuestro buen amigo Alejandro. Éramos solo varones pues la escuela no era mixta en aquella época. Este evento se dio  hace más de veinte años.

La reunión transcurrió entre copas, música, juegos, anécdotas graciosas, nostalgia y remembranza de tiempos y años maravillosos. Todos teníamos algo en común y era un gran momento para compartirlo coincidiendo nuevamente en espacio y tiempo. Como premio ganado merecidamente con los años, los apodos desaparecieron y por fin nos llamábamos por nuestros nombres y no por nuestros apellidos, lo que en ocasiones sonaba raro. Tal vez el único apodo que se eternizó fue el de nuestro querido amigo “La Almeja” a quien  sin lugar a dudas y lo digo con gran cariño, le sienta mejor que el nombre.

sonrialacamaraAMIGOS 2El momento de la foto grupal llegó. Tomamos cada quien un  lugar junto al otro como  lo hacíamos en la escuela para  eternizar cada ciclo escolar.

Fue después de hacer el primer disparo, cuando nuestro amigo -al que llamaré con el nombre clave de “R” para mantener el anonimato de Carlos -¡mhju!-, proyectó furioso su puño certeramente en el mentón de “El Tuercas” quien estaba justo a su lado, con tal fuerza, que lo derribo en el piso de un solo golpe que salpicó de sangre a más de uno. Antes de que  “El Tuercas”  reaccionara, los que estaban cerca intervinieron reclamando a “R”  su comportamiento agresivo kids-bullyingy violento y que después de tantísimos años siguiera tomándola contra el pobre de “El Tuercas”  que siempre padeció sus golpes sin previo aviso.  Nos parecía inconcebible que a esa edad siguiera comportándose como un adolescente pendenciero con quien no le hacía nada. Pensamos que las copas de ese día surtieron un efecto negativo y por ello su agresividad salió nuevamente a relucir.

AMIGOS 5 BORRACHOCuando los ánimos se calmaron y apendejado aún por el golpe “El Tuercas” se retiró a lavar su dignidad y las manchas de sangre en su rostro y camisa, “R” nos contó los motivos de su  actitud, develando en ese momento más de una verdad y más de un secreto guardados en silencio durante casi dos décadas, pues en los años de escuela los maestros jamás hicieron caso a sus palabras y sí a sus violentas reacciones.

Nuestros oídos atentos escucharon palabras sinceras que desorbitaron momentáneamente nuestros ojos ante el asombro; No era “R” el verdadero acosador, sino “El Tuercas”.

jugadores-tocandose-el-culo1Resulta que  en la etapa escolar, “El Tuercas” tenía una extraña obsesión por los traseros de sus compañeros y  aprovechaba cualquier oportunidad para satisfacer su curiosidad pellizcando, sobando o tentoneando los glúteos de “R”.

bullyingtoon 1La respuesta inmediata era un golpe en la cara y la consecuencia  irremediable para “R” un castigo, reporte y mala puntuación en conducta  so pena de expulsión en caso de  reincidencia  por partirle la madre a cada rato al pobre de “El Tuercas”. Esta escena se repitió en mucho más de una ocasión a lo largo de la etapa escolar que permanecimos  como compañeros de generación sin que nadie se percatara de la realidad de los hechos, y la reunión de ex alumnos, aunque hubiesen pasado tantos años, no fue una excepción;  por el contrario, fue una gran oportunidad  para “El Tuercas”,  pues su obsesión por las colas masculinas se nutrió durante años y en esta sangre9ocasión, ya con copas y mano más grande, se sintió con derecho de antigüedad y en  posición privilegiada junto a “R”. Por ello, cuando llegó el momento de posar para la foto del recuerdo, un fraternal abrazo de cinturas se convirtió, por unos cuantos centímetros, en un tremendo apretón de nalgas que dio “El Tuercas” a “R”, con los resultados ya mencionados.

Quién hacía el Bullying  NO ERA  “R” sinoEl pobre de “El Tuercas”.

pajarito alborotadoCASO 2. El pajarito alborotado. Mi primera experiencia con el Bullying.

57 b JC baja   Corría el año de 1969 y mi segundo ciclo escolar de educación básica. A mis cortos 8 años disfrutaba enormemente la compañía de mi único y mejor amigo de aventuras en esos tiempos, el famoso “Pajarito”, y no precisamente el que ustedes piensan, sino mi compañero de clases que por quien sabe qué razones se había ganado ese tan popular mote. Recuerdo que él era bajito, flaco, moreno y usaba anteojos todo el tiempo.

Éramos inseparables amigos y cómplices de risas y travesuras. Por las mañanas el camión de la escuela nos llevaba y desde que yo subía “el pajarito” ya me esperaba con su grata sonrisa. En el recreo nos ingeniábamos siempre juegos de lo más divertido; en el salón nos 87 c HENOS bajasentábamos banca con banca por lo menos mientras nuestra inquietud dormía, pues cuando comenzábamos las bromas la maestra nos separaba y cambiaba de lugar para no mantenernos juntos.  Y por la tarde, nuevamente en el mismo camión, compartíamos las experiencias vividas durante el día. No había nada más emocionante y alegre que ser amigos, “cuatachos de los buenos”.

Pero la amistad tendría que pasar una prueba muy grande que a nuestra corta edad jamás hubiésemos esperado.

Después de meses de vernos juntos y con ese lazo afectivo tan grande que demostrábamos uno hacia el otro, llegó el día en que un grupo de pendencieros de secundaria que viajaban en el mismo camión escolar  comenzaron a provocarnos con la única finalidad de enemistarnos. Nos llamaban “señoritas”, preguntaban “si éramos novios” y nos sometían día tras día a una serie de acosos que verdaderamente ya nos tenía fastidiados.

Después de acosarnos durante varios días, quitarnos el lunch y golpetearnos en la cabeza, el grupo de inadaptados nos presentó una propuesta que difícilmente un niño de 8 años podría evadir: El caso es que o nos partíamos la madre entre “El Pájarito” y yo para demostrar nuestra hombría, o ellos nos darían una golpiza a ambos. Inútilmente tratamos de negociar con ellos. Estaban ansiosos por ver como dos amigos sucumbían ante el temor de sus amenazas.

89 HENOS bajaEn un intento por calmar las ansias de sangre, guiñé el ojo al pajarito y en secreto le dije que debíamos seguirles la corriente para que nos dejaran en paz. Así que le pedí me tirara una bofetada sin lastimarme. Así lo hizo, pero se burlaron tanto de él por la actuación que casi lo hacen llorar. Fue entonces cuando sin previo aviso y lleno de furia, mi amigo, mi mejor amigo, mi único amigo, cerró su puño con fuerza y me tiró tal golpe seco en la cara que me botó al asiento de atrás y me dejó completamente pasmado. La sangre comenzó a brotar de mi nariz y las lágrimas de mis ojos.  No paraba de llorar. Jamás me había pegado nadie y yo no sabía cómo defenderme. Pero o que más dolor me causó fue escuchar las risas de aquellos niños más grandes cuando vieron que mi mejor amigo me dio la espalda para evitar ser objeto de sus burlas.

Desde luego la amistad entre mi amigo y yo se perdió en la penumbra de ese día, cuando al  pajarito le aplaudieron y de mí se rieron, pues a partir de entonces prefirió darme la espalda  para no meterse nuevamente en problemas con los que solamente deseaban fastidiar a los más pequeños.

51 b JC baja51 a JC bajaAntes de continuar narrando, debo confesar a ustedes  que desde muy pequeño, yo siempre fui -y sigo siendo- casi casi  un santo, pero también desde mi más tierna infancia escuché clarito clarito una voz que provenía del mismísimo cielo y que me dijo al oido:

 – Se bueno SIEMPRE …¡PERO NUNCA SEAS PENDEJO!

Así que, una vez repuesto de todo mal, comencé a planear mi venganza y por supuesto las cosas no se quedaron así.

Cuando las olas se calmaron, tomé varias revistas y catálogos de mamá, de esas en las que se veían mujeres en calzones. Las recorté y llevé los recortes conmigo a la escuela. Una vez en el camión, comencé a distribuir lenceria 60-2los recortes dentro de las mochilas de los principales violentos sin que ellos se dieran cuenta. Ya en la escuela, reporté a la dirección que había varios niños más grandes que a fuerza querían hacerme ver y venderme fotografías de señoras desnudas y que si no lo hacía me pegaban en el camión. Señalé a los dos más gandallas. De esta forma, sus padres fueron citados y al no ser unas peritas en dulce, por lo menos un par de bofetones se llevó uno de su madre y otro un reporte adicional que concluyó con su expulsión del sistema de transporte escolar, pues ya había acumulado otras faltas anteriores.

Foto 078 baja   Por mi parte, seguí con mi vida normal, enfrentándome siempre a nuevos retos y otro tipo de pendencieros y tropezones. Pero siempre enfocando mi mirada en atinarle  a lo correcto, sin meterme en problemas; sin burlarme de nadie y sin permitir que nadie se riera de mí. Por cierto, fue ahí donde comencé mi primer empresa, pues descubrí que los recortes de señoras en calzones le llamaron la atención a más de uno de mis compañeros de transporte, así que continué recortando los anuncios de lencería de las revistas de mi mamá, ya oficialmente como negocio, los pegaba en cartones y se las vendía a peso o a tostón (cincuenta centavos) dependiendo el tipo de calzón y tamaño de el recorte …¡Hasta que me cacharon en la escuela!    Pero esa historia la dejaré para otro día.

CASO 3. La Regla Maldita

Esta historia se desarrolla por ahí de 1973.

Ed Bishop 1Corría el cuarto año de primaria y regresábamos aún en shorts de la clase de educación física, algo sudorosos y llenos todavía de adrenalina. Mi mejor amigo, cuya energía estaba aún arriba, no cesaba de parlotear en la clase de inglés, que nos era impartida por un joven maestro cuya edad fluctuaba entre los veintitantos y treinta años, de cabellos rubios y auto deportivo prototipo, como esos que aparecían en la serie futurista de televisión británica de aquella época UFO (OVNI) en los años setentas. De hecho él mismo se parecía -o quería parecerse- al comandante Edward Straker, interpretado por el actor Ed Bishop.

El nombre de nuestro honorable mentor también era honorable, pues era homónimo de uno de los ilustres próceres de la educación; contábase entre la comunidad escolar que era un teacher con pedigrí, pues al parecer se trataba de un descendiente directo de  El Maestro de América, ese tan famoso que más de 57,000 búsquedas en internet proclaman su nombre y que yo prefiero omitir para no afectarlo, 

porsilasmoscasfor if the flies”; por si las moscas …¡vamos! . (¡Así es! Aprendí bien el inglés con mi teacher).

Cuando el famoso  teacher de abolengo tercera generación se aburrió de las charlas de mi amigo, que en aquel tiempo contaba con 11 años de edad, lo llamó al frente del salón y lo acomodó justo – como el nombre del maestro-  al centro y  alineado al grupo para que todos lo viesen.  Le pidió que se pusiera de espaldas al resto de los compañeros y mirando hacia el pizarrón. Cuando mi amigo hizo esto, le indicó que cerrara los ojos y contase hasta tres. Mi buen amigo hizo exactamente lo que este cabrón le pidió, mientras el abusivo maestro tomaba un metro de madera en sus manos, de esos que se deben emplear para hacer líneas sobre la pizarra y no para maltratar menores de edad indefensos ante la autoridad.

metromadera

Al tiempo que mi amigo dijo “¡Tres!”, el maestro le propinó un reglazo en ambos muslos, dejando a nuestro compañero no solo con una gran marca, sino con las lágrimas en los ojos mismas que no permitió salir como retando al tirano y diciendo en sus adentros…¿Eso es todo lo que tienes, puto de mierda? 

ninollorando 1Al ver las llagas en la piel de mi amigo y el sufrimiento que había causado, el maestro cambió su actitud, notoriamente nervioso, dándose cuenta que se le pasó la mano y que el castigo no fue acorde con la falta, por lo que trató de consolar a mi amigo y solicitó en voz alta a este, como curando su espíritu, que llamara a sus padres porque lo que había hecho ameritaba una explicación  hacia ellos.

No supimos más del caso. El maestro permaneció en la escuela ese ciclo escolar, tal vez mediante un sincero arrepentimiento o a través de  un arreglo en corto. Ese, es un misterio que me interesa poco develar.

maestros-golpeadorescLos números del metro quedaron marcados en la piel de mi amigo como grabado en seco durante un buen tiempo –me extraña que no le hayan apodado “la regla”-. Sin embargo, su gran valor soportó estoicamente el castigo, aunque siempre he pensado que la ironía de la vida es maravillosa, pues se convirtió en un extraordinario físico matemático cuando yo en su lugar, hubiese odiado los pinches números para siempre.

Todo docente debería ser decente

Juan Carlos Poó

La Biblia de la Verdad

CASO 4. El Cuaderno Rayado

PIANOBAR 2Años después, en la década de los 80’s, cuando ya los compañeros de generación pasábamos de los veinticinco, nos gustaba la fiesta como a cualquier soltero de nuestra edad; en ocasiones íbamos a discotecas y otras algunos acostumbrábamos frecuentar ciertos bares  y restaurantes que contaran con piano y micrófono, esos famosos pianos bares en los que las noches bohemias se alargaban hasta el amanecer;  entre ellos estaba el San ángel Grill, La Buena Fe y el San Ángel  Inn, al sur de la ciudad.

Un día, cuenta la leyenda urbana –pues yo no me encontraba en ese lugar y momento-, uno de mis buenos cuates de generación de primaria y secundaria, cuyo nombre omitiré por razones entendibles pero cuyas iniciales son “AT”, se encontraba sentado tomando la copa en una mesa cuando en la barra vio desde lejos una cara conocida. Se acercó para reconocer al individuo que la portaba  y preguntó:

─Yo te conozco de algún lado. No pienses que soy gay pero,  tu cara me es familiar… ¿cómo te llamas?

Grande fue su sorpresa y alegría cuando comprobó que se trataba de un ex maestro de la primaria que, al igual que él y otros cuates, pasaba una velada alocada y que en aquél momento podía tratarse como igual y no como autoridad escolar, pues aunque nos podría llevar un par de décadas, era un hombre joven aún cuando nosotros ya tampoco éramos niños, sino jóvenes adultos y rebeldes con causa.

brindaNDOMi amigo invitó a su antiguo maestro a compartir en la mesa con los demás, a lo que este accedió con entusiasmo. Las anécdotas escolares comenzaron entonces a surgir al calor de las copas, la plática y las risotadas que retumbaban por todo el lugar.

El tiempo transcurrió afable en la tertulia donde aquellos niños de antaño conversaban al fin, de hombre a hombre, con uno de sus ilustres guías en las ya lejanas  tierras de la instrucción escolar. Entre la  algarabía, mi amigo con copa en mano se levantó a lo que todos suponían sería el brindis del bohemio, aunque en esta ocasión dedicado no a la madre, sino al maestro… ¡Pero en realidad… fue a los dos! El silencio se hizo presente y antes de decir palabra alguna, mi amigo miró a los ojos al antiguo profesor y con siniestra profundidad le preguntó en voz alta:

─ ¿Recuerdas cuando me rompiste mi cuaderno?

partidademadreEntonces, ante la mirada atónita de los ahí presentes y sin  proferir ya más palabra alguna, el ex alumno tomó un épico vuelo y estrelló su puño cerrado contra la cara del ex maestro, al que no recitó ningún verso, sino que recetó una y otra vez con una santa oración de  partida de madre, que tuvieron que intervenir para separarlo.

GOLPEcaraLa historia concluye donde comenzó. Casi dos décadas atrás, cuando el ahora joven “AT” era un niño travieso, aparentaba tomar apuntes en el salón de clases mientras el hoy maltrecho maestro se encontraba impartiendo su importante cátedra.

CUADERNO RAYADO 1En realidad lo que hacía “AT” eran dibujos de monitos y rayones, pues encontraba la clase digamos, algo aburrida. Al acercarse y percatarse del engaño del pupilo, el profesor tomó el cuaderno del niño y lo hizo literalmente añicos con las manos, lo cual al parecer ocasionó un severo trauma en el infante que guardó en su recuerdo tal atrocidad como un acto tiránico de violencia escolar y abuso de autoridad y fuerza. Las repercusiones fueron muchas, pues no solo intentó el maestro ridiculizar al niño frente a los demás, sino que este inquieto pupilo tuvo que comprar un nuevo cuaderno y casi perder el ciclo escolar por no poder ponerse al corriente al no tener los apuntes completos ya que el cuaderno era compartido con otra materia que CUADERNO ROTO 2también sufrió deterioros en la boleta de calificaciones. Desde luego al castigo impuesto por el maestro siguieron los regaños  paternales y maternos y eso de que se queda, se queda.

Dentro del drama de esta historia, si es que lo tiene y solo el dentista del profesor lo sabe, lo más curioso y tal vez hasta gracioso de ella, es el hecho de adivinar quién era el ex profesor en cuestión:

Se trataba, ni más ni menos que de… ¡El teacher con pedigrí!,  así es, el mismo de la historia anterior, el que sorrajó el reglazo en las piernas de mi querido y mejor amigo en el salón de clases; el mismo teacher que por lo visto supo ganar un nicho de mercado y posicionó su imagen en la mente y memoria de más de uno de sus queridos pupilos. Esto a mi parecer, es un excelente ejemplo de lo que en publicidad y mercadotecnia llamamos Branding, el Poder de la Marca.

ED BISHOP CARCon las mejores intenciones y con absoluto respeto solo espero que el maestro haya declinado a la docencia en prontos tiempos, haya subido a su automobil futurista y haya emprendido viaje a lejanas tierras, pues no quiero ni pensar lo que le depara el destino si varias generaciones de alumnos estuvieron a su quehacer académico y bajo su tiranía. De hecho mi consejo para él sería que si bien no debe tomar con extraños, menos con conocidos.

La única moraleja aceptable que se me ocurre en relación a  esta anécdota podría ser la siguiente:

La sangre no deja malos recuerdos …¡Proviene de ellos!.

Juan Carlos Poó

La Biblia de la Verdad

  El Bullying como bandera polìtica

   vulture_snacking_md_whtDesde luego y como sucede siempre cuando un concepto se pone de moda, no dejan de aparecer pájaros en el alambre que intentan sacar provecho de dichos tópicos para ensalzar su imagen, como algunos  políticos  y legisladores oportunistas que toman la bandera de la justicia en sus manos y aparentan asumir “firmes” posturas al afirmar con severidad que actuarán con rigor para prevenir y evitar el acoso de menores entre menores dentro de las escuelas; generalmente estas actitudes las toman cuando es políticamente conveniente y una vez que las cosas ya han sucedido con tintes dramáticos, no antes, como en el caso más reciente que se vivió en nuestro país donde el niño Hector Alejandro Méndez, murió en Tamaulipas después de que sus compañeros  en un juego llamado “el columpio” lo lanzaron repetidas veces contra la pared frente a la divertida Hector 1y estúpida e inepta Dennisse Soire Serna Muñoz,” profesora”  en turno que de profesora tiene lo que yo de astronauta, pues ni siquiera titulada está ya  que heredó la plaza docente de la madre que la parió, literalmente. Lo más repugnante de la historia es que -según declaraciones de uno de los niños que participó en el violento juego-, fue la misma profesora quien incitó a sus alumnos para realizar “el columpio”. ¿En qué cabeza cabe? Solo en la de maestros a los que no les irriga agua al tinaco y que solo tienen mierda en la cabeza como ella, quien la colocó al frente del salón, quien lo supo y no dijo nada, quien se tapó los ojos, quien se volteó para otro lado y toda esa cadena de quienes. Al parecer y por desgracia para el país y para nuestros niños, la mierda en la cabeza al igual que las plazas, también se  hereda.

CIUDAD VICTORIA, TAMAULIPAS, 23MAYO2014.- El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, se reunió con los señores Rebeca Ramírez Rojas y Francisco Javier Méndez Vargas, padres del niño Héctor Alejandro Méndez Ramírez, estudiante de secundaria que falleció víctima de bullying en días pasados en esta ciudad, y luego de expresarles su solidaridad, les informó que su Gobierno asume el compromiso de instrumentar una política pública para evitar que se repitan esos hechos y les ofreció dar seguimiento puntual a su caso. FOTO: PRESIDENCIA /CUARTOSCURO.COM

CIUDAD VICTORIA, TAMAULIPAS, 23MAYO2014.- El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, se reunió con los señores Rebeca Ramírez Rojas y Francisco Javier Méndez Vargas, padres del niño Héctor Alejandro Méndez Ramírez, estudiante de secundaria que falleció víctima de bullying en días pasados en esta ciudad, y luego de expresarles su solidaridad, les informó que su Gobierno asume el compromiso de instrumentar una política pública para evitar que se repitan esos hechos y les ofreció dar seguimiento puntual a su caso.
FOTO: PRESIDENCIA /CUARTOSCURO.COM

Un día muy triste               Aunque en el caso anterior se trataba de un grotesco y violento juego  aparentemente consensuado, es decir permitido por todos los participantes incluyendo la mortal víctima – lo cual tampoco lo hace correcto ni adecuado-, la difusión mediática  no ha cesado de presentarlo y cantarlo diariamente  como un caso extremo de Bullying, no solo por haber detonado la  trágica muerte de Héctor, el menor, y por la participación activa y directa de la profesora, sino también por una gran conveniencia política,  justamente ahora que la  famosa Reforma Educativa se ha convertido en tema tan polémico y controversial, ante la cual varios sectores radicales del “magisterio” han recalcado su rechazo total padres-hctor-alejandro-bullying-tamaulipasmediante no menos aberrantes acciones y manifestaciones delictivas que han puesto al país de cabeza volteado al revés. Es por ello que día a día, como si se tratase de una telenovela, podemos seguir en los medios masivos los avances del caso, capítulo a capítulo, y cuyo final solo los escritores conocen, si acaso tiene final, lo cual dudo muchísimo.

¿Dije “un día muy triste”? … corrijo. Tal vez me equivoqué.

peña el dia del pesame

   bulling movimientoMás escandaloso y vergonzoso que el mismo Bullying resulta tal vez que este tema no haya sido abordado en México de manera formal hasta el día de hoy en donde políticamente conviene presumir su interés. Es reprochable que  a pesar de que el tema lleva estudiándose desde hace más de cuarenta años, el primer antecedente de cifras sobre el maltrato escolar infantil son las consultas juveniles infantiles realizadas por el IFE en 2000 y 2003, donde el 32%  de los menores de 15 años consultados afirmaron ser víctimas de maltrato en la escuela, más del 15% aseguró ser insultado y más del 13% golpeado, desde luego cifras que actualmente son irrisorias, pues se estima que 7 de cada 10 menores son víctimas del Bullying.

ojollorando 2  Mientras en otros países llevan más de 25 años atendiendo a víctimas de Bullying y orientando  mediante líneas de apoyo, programas de prevención y campañas de alerta para padres y alumnos, es verdaderamente lamentable que en México estemos tan atrasados en esta materia que no exista ni una pizca de comunicación en las escuelas con los padres en relación al tema, cuando, dada la ninopizarronimportancia de tal fenómeno destructivo social lo menos que podrían hacer sería impartir pláticas, conferencias, talleres, generar comunicados, informar y tomar medidas adicionales como estrechar vigilancia mediante circuitos cerrados de televisión en los salones de clase –que deberían ser obligatorios y no sometidos al juicio de cada escuela-. Por el contrario, muchas escuelas en vez de prevenir y orientar a padres y alumnos, al parecer intentan protegerse a sí mismas de acciones legales mediante el levantamiento de reportes psicológicos de cualquier niño que salga de la norma, o a través de la generación de expedientes de conducta que avalen un antecedente de inadaptación del menor para ellos, en su caso, estar protegidos al haber advertido a los padres si su hijo dijo una mala palabra o arrojó un papel al piso. Ahora no solo todo es reportable, sino que así debe serlo. Me pregunto ¿cuáles son las políticas que emplean para la vigilancia de los maestrros? …¿La confianza? ¡Ahhhh! que bien.

bullying 5Por otro lado, el exceso de población en las escuelas y los grupos múltiples y llenos con fines de lucro –en el caso de muchas particulares-, al parecer siempre resulta más conveniente que la prevención, pues sería de criterio básico percatarse que, al igual que en las prisiones, en las escuelas también existe la norma de que a mayor población de alumnos se ejerce menos control, menor comunicación directa con el estudiante, menor conocimiento de sus aptitudes e intereses, menor percepción de sus  conflictos, y mayor masificación, con lo que el alumno en lugar de ser una persona importante, digamos un miembro VIP de la comunidad escolar, como debería ser cada uno, es convertido en un número más en los inventarios de almacenaje de materia prima empleada para seguir generando la riqueza en el tan socorrido negocio de la educación. Desde luego y sin el apoyo, protección u orientación del mal maestro o profe (ese que llega a dar su clase y jamás se involucra con los alumnos pues le valen madres como personas) estos últimos actuarán ya en grupo, en función a su estricto sentido instintivo que los colocará irremediablemente en la escala natural a la que posiblemente permanecerán un largo tiempo; dominante o sometido.

Hoy muchos, muchos maestros al parecer prefieren mantener distancia prudente de los alumnos para no ser acusados de pervertidos.

Bully logoMe atrevo a afirmar sin temor a equivocarme -desde un punto de vista como profesional de la comunicación y bajo mi perspectiva personal-, que el llamado Bullying esconde y es algo más de lo que hasta ahora se cree, pues el instinto natural del ser humano como ente violento y experimental que en su afán por auto degradarse disfruta sádicamente la degradación del otro, sea hombre o animal,  mediante la fuerza, la dominación, el acoso, el sometimiento, la tiranía, la esclavitud, la violencia y el sufrimiento causado,  físico y/o psicológico, se ha sofisticado a tal punto que aún quien cree estar exento de ejercer el Bullying, lo practica de manera por demás cruenta, ya sea reflejado hacia el exterior u oculto en lo más profundo de su ser interior.

grabandobulingPrueba de ello por ejemplo,  son los indolentes espectadores que pudiendo hacerlo, no evitan el conflicto pero lo miran con detenimiento y lo disfrutan; o quienes con su teléfono celular o cámara de video levantan imágenes fijas o en movimiento de las atrocidades; o quienes difunden y publican en las redes sociales con fines de gloria personal o de mayores adeptos un evento desdeñable emulando los reality shows más despreciables. Todos ellos desde luego con un sello: Baja Autoestima.

dhpSi los políticos, los legisladores y los estados dejasen de hacerse pendejos, no solamente atribuirían los problemas sociales a la sociedad en sí, sino a su ineptitud y mezquindad,  voltearían a ver lo que le dan de comer al pueblo, y tal vez en ese alimento encontrarían una gran parte de lo que verdaderamente envenena la mente de los niños y jóvenes que actualmente está pudriendo todos los esquemas sociales conocidos hasta hoy sin excepción, gracias a la egoísta actitud de enriquecimiento de los que siempre han puesto este sobre todas las cosas:nomorbulyng

Programas de televisión basura, con alto contenido de sexo vulgar y de violencia generados y transmitidos por cadenas televisivas avaladas por los supuestos reguladores de contenido del estado que solo regulan lo que les conviene cuando no les conviene lo que se dice; bully playsvideojuegos verdaderamente abominables,  en donde les permiten  a niños y adolescentes fantasear y convertirse en despiadados pandilleros, narcotraficantes y asesinos, donde matar y torturar a inocentes da puntos y respeto, mismos que son creados por mentes verdaderamente perversas, grand-theft-auto-5-header-image2japoneses, chinos, gringos, brasileños y demás,   distribuidos y vendidos por empresas que ostentan legitimidad y una supuesta responsabilidad social tan falsa como las promesas y posturas de los gobiernos que los permiten y las televisoras y medios que los promueven, cuyos creadores, productores, distribuidores y empresarios, así como funcionarios públicos que influyen en su tolerancia, en mi opinión deberían ser quemados  en la hoguera con leña verde por meter tanta mierda en niños y jóvenes; publicaciones mediocres que atrofian la mente de los 1 TORO ASESINADOlectores y que escandalizan con sus altos contenidos de basura; espectáculos de tortura y muerte como corridas de toros y peleas de box; por solo mencionar algunas de las múltiples omisiones que se dejan pasar en lo obscurito cuando de envenenar, distorsionar y distraer mentes se trata. Todas ellas actividades con alto contenido de violencia pero categorizadas y encumbradas como “lícitas”, que generan “muchas fuentes de trabajo” y mucho dinero, tanto para los empresarios como para políticos y gobierno.

STOPVIOLENCE 1

Stop-bullying   Desde mi punto de vista, no basta con prevenir el Bullying. Se debe curar a la sociedad enferma. El remedio no se puede adquirir en farmacias similares ni genéricas pues es una fórmula química muy complicada cuyos componentes son poco comunes, ya que se fabrica a base de huevos, honestidad y coherencia. Déjense de mamadas. Es imposible que una sociedad a la que se le inyecta violencia EVOLUCIONE DE FORMA DISTINTA.

Y como estamos en temas escolares…

¡Ahí se los dejo de tarea!

Juan Carlos Poó Arenas

  bullying006 bullying005 bullying003 bullying004

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s