LA VERDAD SOBRE EL ÁRBOL DE NAVIDAD

Por Juan Carlos Poó / Diciembre 2015 /

arbol 12Matar un árbol no es la solución para ser feliz ni hacer feliz a nadie en  fechas navideñas, pues el mundo de hoy exige la conservación y el respeto por la vida. Talar árboles para adornar tus fiestas no es un acto de amor, sino de desprecio, impulsado por una violenta y destructiva estrategia de taladores, comerciantes y políticos populistas con fines egoístas de lucro que solo benefician a unos cuantos, aunque se diga que genera muchas fuentes de trabajo. No apela a la tradición simbólica de paz y prosperidad … ¿Lo sabías?

 DIEGOARBOL 1 BAJAMuy pocas personas -casi ninguna en realidad- conocen su significado, pero es seguro que uno de los símbolos que trae a la mente más recuerdos y el que se ha fortalecido generación tras generación con gran ilusión es el Árbol de Navidad.

Al llegar el mes de Diciembre, en millones de casas por todo el mundo se sigue poniendo en la parte más vistosa del hogar, un árbol adornado con brillantes esferas, cada vez más sofisticadas, con cintas y lazos y en el que el día de Navidad y/o el día de Reyes, según cada país, los niños encuentran bajo sus ramas paquetes envueltos en papel de vivos colores; los regalos deseados y traídos por Santa Claus o por el niño Dios, según la tradición y creencia de cada familia.

Hoy por hoy, el Árbol de Navidad sigue conservando la fuerza simbólica de la alegría, la emoción y la ilusión de que algo mágico y extraordinario  sucede una sola vez al año. Pero detrás de eso hay otras historias y significados que la mayoría desconoce.

notalar 45Si bien la historia y orígenes del Árbol de Navidad es interesante y su simbolismo de gran significado y belleza, al día de hoy no todos –algunos por ignorancia, otros por indiferencia, por inconsciencia y muchos por consumismo, egoísmo y/o interés económico-, saben respetar la aportación de la tradición y compaginarla con el respeto a la naturaleza y los seres que a esta pertenecen ASÍ COMO A LAS EXIGENCIAS ACTUALES DEL MUNDO, un mundo al que de no respetar, nos hará desaparecer.

Así mal, es inadmisible que hoy en día se siga promoviendo y aceptando el que un ser viviente, símbolo tradicional de gran veneración durante tantos siglos e ilusión que representa para el cristianismo la paz y el amor en el mundo, sea tratado por las sociedades humanas contemporáneas de manera tan despreciable, vil y cruel. Primero, amputado de su raíz, la fuente de su vida. Después, en agonía, decorado grotesca y macabramente como si fuese un objeto y no un ser viviente cuyo aroma que muchos disfrutan lo expele como sangre en su pobre cuerpo tasajeado de forma sádica y violenta.

basura-arbol-navidadY al final de los días festivos, ningún nombre, ningún mérito, ningún tributo, ningún recuerdo, ningún agradecimiento, ningún respeto, ningún aprovechamiento; simplemente desechado como algo inútil e inservible, como un característico desplante que connota y nos recuerda  la verdadera esencia del ser humano que en su afán por simplificar su miseria viste de colores su crueldad, como lo hace en las corridas de toros y en otros muchos, muchísimos eventos sangrientos.

Así,el Árbol de Navidad yacerá abandonado en la calle; incinerado cuando aún posee sensibilidad; arrumbado en fosas comunes de similares a él que padecieron la misma desgracia: ser seleccionados para las fiestas del hombre, de la mujer, del ser humano.

arbol37 vaticano

Árbol muerto empleado por El Vaticano para conmemorar la Navidad, (el nacimiento, la natividad de Jesús) en el año 2013. ¿Matar para conmemorar la vida?… NADA MÁS ABSURDO.

Estamos en la segunda década del siglo XXI. Mientras los consumidores acepten comprar árboles talados sin pensar en las consecuencias; mientras los comerciantes hambrientos seduzcan al consumidor indiferente o ignorante; mientras los políticos populistas manipulen la verdad haciendo creer que los recursos naturales son renovables y de producción humana; mientras los falsos líderes de estado o los líderes religiosos ostenten la magnitud de sus alcances por el tamaño de sus Árboles de Navidad; mientras estos líderes religiosos no comulguen con la paz que profesan, y mientras todos ellos no transformen sus intereses y los enfoquen en sentimientos verdaderos al respeto por el mundo en el que viven y los seres que habitan en él, el ser humano no podrá evolucionar espiritualmente ni universalmente, festeje lo que festeje.

BRINDIS12 liderestalando copia1 baja

Quien dice que talar y vender árboles muertos de Navidad es una actividad comercial muy importante que genera innumerables fuentes de trabajo y alimenta a miles de familias, no te está mintiendo. En realidad lo es. Como también lo es la producción de droga. También genera miles de empleos de los que viven miles de personas.  Como también lo es la guerra. Sin embargo, en donde te mienten es en el hecho de que los árboles deben ser talados. Si de verdad quisieran que la actividad fuese digna, deberían respetar la vida del árbol, pues no se le mata por necesidad de techo o supervivencia, sino por costumbre cultural y por un placer pasajero que a nivel biológico y natural es intrascendente por no ser necesario para la subsistencia, como la mayoría de las actividades mágico-religiosas humanas que gracias a su frivolidad e incomprensión, asesinan año con año a millones de seres inocentes, sin importar a qué especie o reino pertenezcan.

arbol_siempre_verde_faceEn vez de talar árboles para Navidad, esas miles de familias y esas miles de personas que viven de dicha actividad, bien podrían también producir y comerciar con árboles vivos, en macetas, como muchos lo hacen; rentarles vivoscomo ya lo hacen otros; o idear algún sistema que permita una actividad sustentable sin dañar a nadie. Eso sería verdadera evolución y los gobiernos, incluyendo el nuestro, y los líderes religiosos, deberían promoverla. Pero los símbolo más importante para ellos son el dinero y mantener enajenados y contentos a los simpatizantes y adeptos; para ellos la Navidad no representa nada contra los beneficios que se generan. Por eso se convierte en una actividad frívola, pues mientras unos destruyen la vida, otros la celebran con el muerto que ha sido sacrificado para el mismo fin. Las creencias mágicas y religiosas del ser humano también deberían evolucionar en algo por lo menos con más cordura y más coherencia. Pero, la mayoría sigue en la caverna de la fe ciega.

arbol-maceta-vivo-1

La intención no es publicitar a nadie, sino demostrarte que opciones hay muchas para adoptar un árbol vivo. Búscalas en Internet.

En otro artículo te hablaré de cómo la publicidad y la mercadotecnia, han influido en la transformación de las tradiciones acomplándolas al interés comercial.

cultiva-arbol-navidad-4Pero, por lo pronto… ¡Tú puedes cambiar! Y también motivar a otros. Y con ello, puedes cambiar al mundo con pequeñas grandes acciones. Adquiriendo desde este año árboles artificiales y en el mejor de los casos, árboles vivos, que puedas conservar en macetas dignas, o plantar; árboles enteros; árboles que adornados exalten realmente  la vida, la esperanza, la bondad, la alabanza, la prosperidad y ese amor que dices profesar por tu familia. No porque yo lo pida, o lo diga. Sino porque puedes comenzar a pensar en lo que es tu voluntad verdadera y no la voluntad a la que se te ha inducido desde pequeño, que no es la tuya sino la de otros.

aea85d31f70a54d10cba6214de0b33cbNo permitas que los taladores o sus cómplices te convenzan. La vida no es un recurso renovable. Imagina aunque te digan que por cada árbol que matan siembran otro u otros… ¿Cuánto tiempo tardan en crecer para ser talados? ¿De qué edad los adquieres? ¿Cuántos años tardan en madurar? ¿Vale la pena quitarles la vida  para meterlos a tu casa un solo mes y después botarlos? ¿Vale la pena? ¿Cuál es la experiencia de llevar a tus hijos a seleccionar qué árbol matarán y cortarlo ellos mismos? ¿Cuál es la fascinación? ¿Para llevarlos  al bosque necesitas un pretexto? ¿El pretexto de talar? ¿Les enseñas a tus hijos a sembrar y construir o a destruir y quitar la vida? ¿Crees que exagero? ¿Crees que no vale la pena el árbol? ¿Me consideras ridículo por lo que expongo? Entonces no pienses en el árbol, piensa en tus hijos, piensa en tu familia. La respuesta te la dará su futuro, no yo.

Este año, como el anterior, mi hijo                                    sembró un árbol y se enorgulleció por ello…                                                                           y yo de él.

Navidad 2015 baja

OCTNOV2015 308 copiaLa fortaleza no se demuestra haciendo caer a otros más fuertes que uno; la grandeza no se demuestra tampoco derrumbando a otros más altos.  Sólo se puede ser grande y fuerte cuando se respeta la fragilidad,  y se admira la belleza de la vida, ayudándola a crecer y  a fortalecerse.

Pienso que el  verdadero orgullo no está en tomar un hacha y golpear un árbol hasta vencerlo y derrumbarlo para llevar y presumir como trofeo a tu casa, ni en trasladar sobre el techo de tu automóvil un gran árbol muerto adquirido en alguna tienda de autoservicio, mercado o calle. El verdadero orgullo está en lo más simple: Los valores que enseñas y dejas a tus hijos.

 

Así pues, si deseas saber más y tu tiempo lo permite, podrás encontrar en este escrito algo sobre el significado de tu tradición del Árbol de Navidad.

presentacin-navidad-y-paganismo-una-mirada-histrica-y-teolgica-lic-y-magster-en-historia-cs-25-638

     Uno de los posibles orígenes del Árbol de Navidad lo encontramos en la druídica, la religión de los celtas (quienes habitaban el norte de los Alpes hace 2,500 años), que consideraba a los árboles –principalmente a los robles- seres sagrados y símbolos de sabiduría, cuyas ramas eran el vínculo que unía el mundo superior de los dioses con el mundo inferior de los hombres.

     Algunos historiadores creen que el druidismo procede de la palabra celta drus con la que se referían al que hoy conocemos como roble, su árbol sagrado sobre el cual todo lo que crecía había sido enviado por los dioses. A la desaparición de los celtas y el dominio de la nueva religión, esta creencia del árbol sagrado posiblemente fue adoptada por el cristianismo, que acostumbraba apoderarse de las fiestas y los símbolos de las religiones que consideraba paganas para darles un sentido cristiano, sustituyendo los antiguos cultos por el nuevo culto a Jesús, de tal forma que pocas generaciones después, el origen de las tradiciones y los símbolos sagrados se había olvidado haciendo parecer que siempre había sido, desde su origen, algo del culto cristiano.

     El escritor, científico y militar romano Plinio el Viejo (23-79) describe en el décimo sexto libro de su obra enciclopédica titulada “Historia Natural”   la que podríamos considerar como primera referencia al Árbol de Navidad:

 origen-arbol-navidad_2_2194464“Los druidas (porque así se llaman estos magos) no tienen nada más de sagrado que el muérdago y el árbol que lo soporta, siempre suponiendo que el árbol sea un roble; pero ellos sólo eligen arboledas compuestas de robles para buscar el árbol  y nunca realizan ninguno de sus ritos excepto en la presencia de una rama de él . De hecho creen que todo lo que crece sobre él ha sido enviado desde el cielo y es una prueba de que el árbol fue elegido por el dios mismo. Sin embargo, el muérdago se encuentra rara vez sobre el roble y cuando se encuentra  se recoge con la debida ceremonia religiosa, si es posible en el sexto día de la Luna.

Ellos llaman al muérdago por un nombre significativo, en su lengua, el que todo lo cura. Habiendo hecho los preparativos para el sacrificio y un banquete debajo de los árboles, ellos traen allí dos toros blancos, cuyos cuernos atan entonces por primera vez. Vestidos con ropas blancas, los sacerdotes ascienden al árbol y cortan el muérdago con una hoz de oro y lo reciben otros con una capa blanca. Luego matan a las víctimas, rogando a dios que otorgue este don propicio a aquellos a los que él ha admitido. Ellos creen que el muérdago, tomado como bebida, imparte fecundidad a los animales estériles y que es un antídoto para todos los venenos. Tales son los sentimientos religiosos que han mantenido muchas personas respecto a cosas sin importancia”.

     Para los celtas los árboles eran símbolos de gran importancia, donde los árboles de hoja caduca reflejan el ciclo de la vida y la muerte , mientras que aquellos de hoja perenne, como el roble, el árbol más sagrado para los druidas, simbolizan la vida eterna que nos espera después de la muerte.

     Después de la conquista de la Galia, el Senado de Roma prohibiría la religión druídica, prohibición que se extendería a las islas Británicas cuando Britania fue conquistada bajo el gobierno del emperador Claudio (10 a.C -54 d.C) en el año 43, aunque la conquista no sería completada hasta el año 61, cuando fue derrotada la reina de la tribu celta de los icenos, Boudica o Boadicea .

   Así, los druidas desaparecieron de la historia, convertidos al cristianismo, pero como sucede siempre con las conversiones masivas y forzadas de la población, muchos elementos de la cultura celta y la religión druídica se conservaron, transformándose con el tiempo. Así sucedería con el culto a los árboles sagrados que  era compartido también por otros pueblos germánicos y nórdicos, como los vikingos.

     Otro fragmento de la historia del Árbol de Navidad narra que Bonifacio -nacido en el siglo VII con el nombre original de Wynfrith ó Winfrido (680-754) pero conocido históricamente como Bonifacio (aquél que hace el bien)- se hallaba en tierras germanas, y el día de Navidad llevado de su celo evangelizador, decidió talar  un roble o un fresno según otras versiones, que era el árbol sagrado germano.

     Cuando el árbol cayó al suelo derribó en su caída a todos los arbustos que se encontraban a su lado, excepto a un pequeño abeto que permaneció en pie. La supervivencia del pequeño árbol fue interpretado por Bonifacio como un mensaje divino y bautizó al abeto con el nombre de “Árbol del Niño Jesús”. Los nuevos cristianos alemanes no tardaron en adoptar la costumbre de adornar un abeto para celebrar las fiestas de Navidad.

     Otra versión afirma que Bonifacio plantó un pino, cuya hoja perenne era un símbolo del eterno amor de Dios, y lo adornó con velas y manzanas , símbolo de la luz de Dios las primeras y de las tentaciones y el pecado original las segundas.

     Pero la evangelización cristiana no terminaba en las tierras germanas y siguió hacia el norte, hasta llegar a Escandinavia,  donde los misioneros cristianos entraron en contacto con la cultura vikinga y su mitología, donde los árboles también jugaban un papel protagonista.

     En la mitología nórdica el Universo estaba dividido en nueve mundos de los cuales, los tres principales eran:

     El  Utgard o Jotunheim, que era el país de los gigantes, a los que se destinó una zona de desiertos y páramos. El Midgard, donde vivían los seres humanos y que significa “tierra del centro porque se halla entre la tierra de los gigantes y la de los dioses . El Asgard, la residencia de los dioses.

     Además estaban también Svartálfahiem o tierra de los enanos; Vanaheim , reino de los Vanir o dioses de la fertilidad; Alfheim o reino de los elfos; Nilfheim, donde se halla el reino de los muertos; Helheim, fortaleza de los muertos y Muspelheim, una tierra abrasadora.

     Los dioses unieron el Asgard con el Midgard, el mundo de los hombres, a través del Puente del Arco Iris o Bifröst, y todos los mundos estaban conectados a través de un fresno gigante llamado Yggdrasil, cuya copa llegaba hasta el cielo y de cuyas ramas siempre fluía la dulce hidromiel. Tenia tres raíces, una de ellas descendía hasta el helado Nilfheim, donde se hallaba el manantial Hvergelmir, origen de todos los ríos; otra raíz descendía hasta el manantial Mimir en el Jotunheim y una tercera raíz llegaba hasta la propia Asgard a cuyos pies se hallaba el manatial Urd donde viven Ur, Werlandi y Skuld, las tres Nornas que tejen los hilos del destino de todos los seres vivos, incluidos los dioses. Alrededor de Midgard se hallaba una serpiente gigante llamada Jormungond, que  roía las raíces de Yggdrasil  tratando de destruirlo.

yggdrasilvm3

Al igual que para los celtas y los germanos, para los vikingos los árboles también eran un elemento importante en sus creencias. En la imagen tenemos a Yggdrasil, el fresno sagrado, de hojas perennes;  los nueve mundos , entre los que están el mundo de los gigantes , Jotunheim, el mundo de los hombres, Midgard, y el mundo de los dioses Asgard, este último situado en la parte superior de Yggdrasil, de cuyo cuidado se ocupan las Nornas, las mismas que junto a las orillas del manantial Urd tejen los hilos del destino de todos los seres vivos, incluidos los dioses.  A sus pies se encontraba el dios Heimdall  que era el encargado de protegerlo de los ataques del dragón Niohöggr y de los gusanos que trataban de corroer sus raíces igual que la serpiente  Jormungond. De esta creencia también se valdrían los misioneros cristianos para sustituirla por los Árboles de Navidad pero conservando así el significado sagrado del árbol.

     No se sabe  el momento exacto en el que comenzó a extenderse la costumbre de adornar los árboles en Navidad , pero parece que se inició en Alemania y Escandinavia hacia los siglos XVI y XVII, señalando algunos a Martín Lutero(483-1546) como el primero en adornar un Árbol de Navidad con manzanas como símbolo de los dones que el hombre recibía de Cristo.

     Otras fuentes históricas señalan el año 1605 como la primera vez en la que existe constancia documental de la colocación de árboles de Navidad en el interior de los hogares en la región de Alsacia, entre las actuales Alemania y Francia.

      En los países nórdicos se extiende la costumbre de llevar a los niños a dar un paseo el día de Nochebuena, mientras los adultos dejaban regalos debajo del árbol para sorprenderlos a su regreso. Este acto era el comienzo oficial de la celebración de la Navidad.

     Lentamente esta costumbre se difunde por Europa, y ya en el siglo XIX , llega a Inglaterra, apareciendo por primera vez en la corte británica, en el Castillo de Windsor, durante el reinado de Victoria (1819-1901) en la Navidad de 1841. Desde allí saltaría a Estados Unidos y también al resto de América.

     En cuanto a España, esta tradición se inició en el año 1870 y se atribuye su introducción a la princesa rusa Sofía Sergeïevna Troubetzkoy (1838-1898),  considerada una de las mujeres más bellas y elegantes de la Europa del siglo XIX, que presumía ser hija del zar Nicolás I(1796-1855), aunque al menos oficialmente no había sido reconocida por el zar, y era esposa del aristócrata español José Isidro Osorio y Silva(1825-1909)

 Los adornos de Navidad

imagenes-de-navidad-2013-esferas-azulesLas esferas. Quizás el más significativo de todos ellos son las esferas de Navidad, de brillantes colores. Son el sustituto de las manzanas con las que la historia nos dice que decoró Bonifacio a aquel primer árbol de Navidad en el siglo VII, las manzanas que simbolizaban los dones de Dios a los hombres.

Decoración-navideña-estrellaLa estrella. En la parte superior del árbol solemos poner en la punta más elevada, una estrella que representa a la Estrella de Belén que guió a los Reyes Magos hasta el lugar donde había nacido Jesús y que simboliza la fe que debe guiar a los creyentes durante todo el año .

Luces_navidenas_png_by_momowhorland-d5ofqhsLas luces.  También suele decorarse con luces, antes velas y hoy pequeñas lamparillas parpadeantes de diferentes colores, símbolo de la luz de Dios.

225648321_2_lazosNavidad1Los lazos.  En ocasiones también se añaden lazos, sobre cuyo significado hay diferentes versiones, aunque la más difundida es aquella que los considera símbolo de la unión que debe existir en las familias y entre todas las personas .

634801-MLM20405377866_092015-YLa Biblia y el Árbol de Navidad

     También en la Biblia encontramos los árboles sagrados, los árboles del Paraíso . En el Génesis 2, versículo 9,  leemos “Y el Señor Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal”. En el Paraíso habría  por lo tanto tres tipos de árboles, los árboles deliciosos a la vista , que son los que permitirían comer a Adán y Eva;  el árbol de la vida, que simboliza la vida eterna; y el árbol de la ciencia del bien y del mal , que simboliza el conocimiento de lo que está bien y mal. Estos dos últimos símbolos son los que encarna el árbol de Navidad, el Árbol de la Vida y el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal.

El Principio 001El Árbol de la ciencia del Bien y del Mal  donde crecía el fruto del bien y del mal, representa la tentación en la que cayeron Adán y Eva al comer de ese fruto y cometer el Pecado Original que alejaría a la humanidad de Dios: “La mujer respondió a la serpiente “Nosotros podemos comer del ruto de los árboles del jardín. Sólo del fruto del árbol que está en medio del jardín nos ha dicho Dios:no comáis de él, ni lo toquéis siquiera, de otro modo moriréis”(Génesis 3, 2-4)y también al Árbol de la Vida .

pareja-arbolEl árbol de Navidad nos recordaría así el Pecado Original y también el motivo por el que Jesús moriría en la cruz, la redención, por lo que también el árbol sería símbolo de esa redención, de la naturaleza renacida y de la vida eterna simbolizada por sus hojas perennes.

Sin embargo…

origen-pagano-navidad-y-pascua-2-728

paraiso copia

EN ESTAS FECHAS … SIEMBRA UN ÁRBOL.

¡AÚN TIENES TIEMPO !

COMO CADA AÑO, propongo un brindis por Todos los Árboles de Navidad caídos y por todos aquellos que conscientes, han logrado recuperar y mantener la tradición del Árbol de Navidad sin lastimar uno solo, mediante la veneración, la admiración y el derecho de los árboles a la vida,  y mediante la práctica del amor, el respeto y la paz durante todo el año y no solo por un día.

¡Brindo por ustedes! y por…

    ¡QUE VIVAN LOS ÁRBOLES DE NAVIDAD!

Arboles-de-Navidad-

 

Juan Carlos Poó Arenas

Anuncios

2 Respuestas a “LA VERDAD SOBRE EL ÁRBOL DE NAVIDAD

  1. Las familias de hoy han perdido muchos valores morales, y espirituales, ya no se valora la vida en todas sus expresiones, es bueno retomar el camino y enseñar a los mas pequeños a valorar lo que realmente vale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s