Aberrante

mancera-abolicion

Es aberrante que aún siga existiendo la plaza de toros activa. Cada vez menos espectadores presentes pero los gobiernos siempre complacientes al desahogo popular como catarsis pasiva de la violencia social contenida en espectáculos de tortura de inocentes animales. ¡Qué mierda de gente!

Juan Cartos Poó

Anuncios