TORDESILLAS. El principio del fin.

Una pesadilla centenaria.

Por Juan Carlos Poó Arenas / Lunes 12 de septiembre de 2016

Hace un par de años, su servidor escribía no diría inspirado sino profundamente herido en el alma, lastimado de ver tanta miseria humana y tanto desprecio generador de tanto dolor,  este pensamiento en honor a todos los animales torturados y asesinados tumultuariamente  en ese rincón maldito de España llamado Tordesillas:

JuanCarlosPoo-UCT 8 b

 

Cuando la VERDAD sofoque las llamas del sadismo y la mentira,

TORDESILLAS pasará a ser un borroso recuerdo de siniestros y cobardes fantasmas,

sin motivo ni moral, condenados a la inexistencia eterna.

Será entonces que el espíritu de los TOROS DE LA VEGA

resurgirá lleno de brío, en una tierra sana,

repleta de LIBERTAD.

 

No es sino hasta Hoy, día 13 de septiembre de 2016,  que después de casi 600 años de brutales y sádicas atrocidades cometidas contra los toros, se impide su tortura y su muerte en público, pues por motivos de interés público y por la evolución cultural de la sociedad, según expresan, el 19 de mayo de 2016 la Junta de Castilla y León  ha prohibido, mediante un decreto-ley, la muerte del animal en el festejo, de tal forma que se podrá celebrar el mal llamado “torneo”, pero sin que los aficionados maten al toro a la vista de todos.

Sin embargo, el fin de estos desalmados de mierda aún no llega. Se ha ganado terreno, y mucho gracias a miles de activistas y detractores. Los medios de comunicación y redes sociales han influido desde luego para mostrar la verdad de este asqueroso evento. Pero aún así, el toro morirá, lamentablemente y sin motivo ni justificación racional alguna, aunque lo ganado es que no no será a la vista de pendejos, díganse turistas, locales o aficionados, ni será en manos de la permanentemente embrutecida y sanguinaria multitud de habitantes para brindar deleite a ninguna masa de indolentes imbéciles y estúpidos, sino en el matadero. Eso se dice.

De cualquier forma digo que la muerte, muerte es y no es bueno así, de esa manera. Pero eso se espera y aún así, así se celebra ya por muchos, pues la tortura ha quedado prohibida.

Para quienes desconocen el tema, este deplorable espectáculo, se viene celebrando cada año en Tordesillas, que es un municipio y localidad de la provincia de Valladolid, a 28 kilómetros al suroeste de la capital provincial en la comunidad autónoma de Castilla y León, en España.

Dada la sanguinaria tradición de esa España vergonzosa (que los españoles y españolas  decentes desean dejar atrás en el olvido junto con sus protagonistas), el “torneo” del Toro de la Vega fue declarado mañosa y arcaicamente fiesta de interés turístico en 1980 y espectáculo taurino tradicional en 1999, celebrándose  el martes de la segunda o tercera semana de septiembre como parte y pretexto religioso desde luego de las fiestas de Nuestra Señora la Virgen de la Peña (patrona de Tordesillas) que empiezan el día 8 de este mes, siendo este evento el martes siguiente al inicio de las aberrantes fiestas.

Si buscas en Wikipedia, encontrarás que “el torneo consiste en la caza o persecución de un toro por decenas de picadores y lanceros, en la cual algunos de estos últimos intentan alancear a la res hasta la muerte, después de que esta haya sido soltada cerca de la plaza del pueblo y conducida por los corredores y aficionados hasta la vega del río Duero,en donde comienza propiamente el torneo.  Si el toro sobrepasa los límites prefijados o los lanceros no pueden matarlo, es indultado” lo cual nunca sucede, añado yo.

Sin embargo, una descripción más detallada es la que realiza mi buen amigo, Gerardo Navarro, quien también es mexicano como yo y quien también vive en México, pero que también, como yo sufre y se interesa a distancia, como se aprecia en una de sus publicaciones en relación al “torneo” 2015:

“En Tordesillas el diablo anda suelto.

La ignorancia, la tradición, el bisne, la Religión y el Estado han puesto precio a la hermosura de este individuo de casi 650 kilos: 18 mil euros.

Poco y a pocos humanos había visto antes de ser presentado en sociedad para hacer las delicias de su festival sangriento, vestido de domingo el martes que viene, que es de guardar en Tordesillas, localidad española de 10 mil habitantes en que habría vivido Juana la Loca, cerca de Valladolid.

Antes de matarle, habrá bautizos, primeras comuniones y bodas en cuyas celebraciones protestarán rechazo al diablo, ello, en el marco de una fiesta anual dedicada a la Inmaculada Virgen de la Peña, su Patrona, que en su aparición desde hace 5 siglos en una peña, para honrarla, les habría exigido Hidalguía y Valor en acatamiento de una ley divina a cuyo cumplimiento al menos 5 docenas de jóvenes se hacen de lanzas de 3 metros con las que desde a caballo o a pie provocarán júbilo y babas del ‘respetable’ apostado en la vereda de terror que habrá de transitar Rompe Suelas, que así se llama la víctima.

alcalde-de-tordesillas1Temprano, el comentario será general: que si logra llegar a tal punto le perdonarán la vida, concediéndole inteligencia rayana en el animal humano y suponerle la representación del mal del que se recién se habían deslindado en misa. Su presidente municipal, amado y reelecto, recordará una concesión graciosa a los libertarios que le exigen civilidad y respeto a la vida: que al toro sí le duele, pero que no sufre, y que, además, ya no le extirpa los testículos para exhibirlos en la punta de su lanza el que le mate, a quien se le seguirán otorgando toda suerte de privilegios, al grado de que si es soltero todas de unos nervios y él ni boda.

Luego de sacarle de una jaula correrá asustado buscando una salida que le lleve de vuelta al campo, pero topará a cada 5 o 7 metros con una turba enardecida, a la que querrá evitar a toda costa. No podrá entender que le han liberado pero para desorientarle, cansarle, humillarle, gritarle, burlarle, escupirle, insultarle y atravesarle con los aceros hasta verle caído tras romperle el alma, las patas y órganos vitales como el corazón, pulmones, pleura, hígado, riñones y estómago, entre otros, en el caso, por ejemplo, de las lanzas que podrían dar en sus ojos. Luego, decía, de que un veterinario sin escrúpulos pisando el charco de sangre declare su aplaudida muerte estallará la alegría en abrazos, rezos, brindis y besos fraternos. Mujeres orgullosas orientarán a sus hijos menores con su índice: ¡mira a tu hermano qué cachas se ve con lanza y caballo! y comentarán emocionadas los detalles hasta el día siguiente en que se comerán su cadáver y el de otros 20 hermanos suyos a los que que habrían matado en otra forma. “Carne muertas” se les dice a los de peor ralea en la escala de la indigencia moral que supone tan abyecta acción.

Activistas estarán allí, in situ, poniendo con valor cara frente al mal. Otros, harán multitudinarias marchas de protesta (50 mil el año pasado en Madrid) mientras que, con tu apoyo y el de poetas, escritores, filósofos, académicos y prestigiados artistas convertirán en Trending Tópic mundial esta barbarie taurina al pronunciarse contrarios a ella.

La Virgen de la Peña, que no es otra cosa que una ‘mona’ para los de otras religiones o sectas “ajenas” nunca ha volteado su mirada a la víctima de esa tradición premoderna que representa el acto de crueldad animal colectiva más conocido en el mundo. La execrable tradición va tan a pique y en caída libre, tras la aparición de las redes sociales, que de turistas extranjeros ya solamente van de un pueblito de Francia, pero para alegar que la Virgen de marras se les apareció primero a ellos, por lo que acusan de plagio a los de Tordesillas, quienes la visten hasta con calcetas rayadas de colores, para mayor ofensa suya.

Hasta hoy, el mal es el mismo desde la muerte de Abel a manos de Caín. Puedes evitar pensar que el mal es la imperfección, la ausencia del bien, de educación; o de que el mal es una prueba o una necesidad, o pobreza, o castigo. Si es tu amo, jódelo de una poniéndole filtros a la mente ¡que tu indiferencia no sea otra lanza que atraviese a Rompe Suelas está al alcance tuyo! Lo menos que puedes hacer es evitar el consumo de vinos que produce ese pueblo.

Habrá protestas en embajadas españolas en varios países. Y son las últimas. Al tiempo…”

 

Tradición documentada desde 1534

El antiguo torneo, documentado en el Archivo de Tordesillas y en los libros de fábrica de la iglesia de San Pedro Apóstol (la primera referencia escrita en la que se mencionan toros en la Vega aparece en el año 1534 en el libro de la Cofradía del Santísimo Sacramento de Santiago Apóstol de Tordesillas, en el que se lee: “tubo sus festexos de toros, con dos toros por la mañana a la Vega y seis por la tarde”) fue estudiado en 1985 por el antropólogo e hispanista británico Julián Pitt-Rivers (1919-2001), quien vinculó el origen de este festejo a ritos de purificación.

codigo-bromaSin embargo, a pesar de tanta historia de mierda a la que desean aferrarse quienes no ven para adelante y a quienes conviene más la sangre que la compasión, este año nada será igual y el desencierro del denominado Toro de la Peña sustituirá este martes 13 de septiembre al Toro de la Vega en las fiestas de la Virgen de la Peña.

De tal forma, El Toro de la Peña pastará en los corrales del Prado de Zapardiel, junto a la desembocadura de este río en el Duero, hasta la pasada noche del 12 de septiembre, víspera de la celebración del festejo. Sobre las 23.00 horas se soltará al Toro de la Peña desde el prado, acompañado por caballistas que lo guiarán hasta el puente del municipio junto a los cabestros y hasta la plaza de toros.

Y este martes en que tú lees tranquilamente este artículo mío, por la mañana, el inocente animal ha protagonizado un ‘toro de cajón’ que recorriendo las calles de la localidad desde San Antolín hasta el puente donde permanecerá hasta su desencierro de nuevo.

cartel-toro-pena_953016482_113234242_667x1005Su nombre es “PELADO”, y no podrá ser alanceado y muerto durante el torneo por los vecinos de Tordesillas  debiendo volver a los corrales para morir después en el matadero, para desgracia de los mezquinos promotores y políticos, así como de los sádicos seguidores y actores de esta aberrante tradición que deseaban la tortura antes de la muerte.

En mi opinión, una mente torturada jamás podrá optar por la serenidad ni la benevolencia.

Hoy, las acciones de miles de activistas y detractores, -algunos extranjeros a esa tierra de desgracias y a la distancia obligada como un servidor- dan un fruto, solo uno, muy significativo en relación a la violencia y tortura extrema del Toro de la Vega, y hoy, este festejo medieval ha quedado técnicamente prohibido.

Sin embargo, desde el anuncio del decreto, se han sucedido muchas furibundas reacciones de los implicados en esta decadente práctica, defendiendo como gatos boca arriba el “alanceamiento” del toro en Tordesillas. 

Así, el Ayuntamiento de la localidad vallisoletana ha presentado recurso ante el Tribunal Constitucional que se “ampara” en un presunto “conflicto con la autonomía local” para tratar de recuperar su miserable y cruel tradición. Desde luego, la incultura de su ignorante y poco ambiciosa cultura al sadismo se denota en sus pedimentos y exposiciones, como estas, que son algunas de las elocuentes expresiones de José Antonio González Poncela, alcalde de Tordesillas, de quien no vale la pena entrar en detalles por su poca sapiencia ni quien merece ser corregido por no saber que no se dice “ideosincrasia” sino “idiosincrasia”:

“La prohibición de la lidia de nuestro inmemorial torneo del Toro de la Vega nos ha dejado huérfanos de una de nuestras principales señas de identidad (…) Han derribado nuestra columna vertebral (…) y con ello han conseguido extraernos parte de nuestra ideosincrasia (…) La prohibición del Toro de la Vega es un vacío difícil de suplir (…) ¡Viva Tordesilllas! ¡Viva el Toro de la Vega!”.

De cualquier forma, fuera de Tordesillas y lejos de sus ignorantes -mas no por ello menos merecedores del título de “aberrantes”- habitantes,  el ignorante Poncela se ha quedado muy solo. La propia dirección general del PSOE (su partido político para quienes desconocen la política de España) exigió  al alcalde que retirara el recurso, acusándole de “mantener una actitud muy equivocada contra todo y contra todos”, de “defender lo indefendible” y de “cabezonería absurda” (o como podría yo traducirlo a un correcto castellano mexicanizado, de “terquedad estúpida y pendejéz”. Le han advertido que “la marea de los tiempos se lo puede llevar por delante”. En fin, también hay política de por medio, pero en eso no entraré.

Por su parte, El Patronato del Toro de la Vega declaró en mayo “persona non grata en Tordesillas” a la Junta de Castilla y León. El mismo vicepresidente de este patronato, otro papanatas llamado José Ramón Muelas, no midió sus palabras al afirmar que el Toro de la Vega “se seguirá celebrando como se ha hecho siempre”, en una evidente llamada a la desobediencia del pueblo,  en la web del Patronato apareció publicado un apartado titulado “Resurrección”, mismo que fue firmado por un tal Eugenio Garañeda, incitando a esa violencia a la que ya están acostumbrados esos a los que siempre me refiero en mis textos como “lanceros sin bolas ni verga” y que son dignos merecedores de la extinción:

“Tordesillas… Tordesillanos… Es el momento de incumplir las leyes. Es el momento de olvidar la paz y prepararse para la guerra. Es el momento de seguir cumpliendo nuestra tradición ancestral como siempre, pese a todo y pese a quien pese. Es el momento de matar el Toro de la Vega. Es momento de resurrecciones. Nada más… Y nada menos”.

Con ello, el Patronato del Toro de la Vega deja en claro la incitación  a la comisión de un delito.

Esas amenazas de rebeldía han generado un ambiente violento entre simpatizantes y detractores, previo al martes 13 que anuncia situaciones aún más violentas que las vividas en ediciones anteriores, en las que animalistas y periodistas han sufrido agresiones, amenazas y acoso.

Ante la posibilidad de que se produzcan incidentes entre defensores de los animales -que llevan años luchando contra la abolición de este festejo taurino por considerarlo impropio, inmoral, aberrante y salvaje- y los vecinos del pueblo que defienden su involución y el derecho natural a su propia pendejéz,  la Subdelegación del Gobierno en Valladolid tiene previsto un despliegue que totalizará cerca de 200 personas entre Guardia Civil, Policía Local y personal de Protección Civil, para velar por la seguridad de un acto que años anteriores congregaba a cerca de 40.000 personas, mayoría de las cuales contribuyen para hacer de este mundo algo peor en mi entender.

De cualquier forma, habrá que estar alerta ante la posibilidad de que alguien haga caso omiso a la prohibición y trate de que el Toro de la Vega sea como ha sido siempre, una cabronada de miserables sin causa refugiados en sus absurdas creencias religiosas avaladas por la Iglesia Católica, para variar, que jamás se pronuncia en contra de estas barbaries.

UN PASO SE HA DADO, Y ES DIGNO DE APLAUDIR. PERO NO ESTOY CONTENTO.  “PELADO” VA A MORIR.

Y mientras un solo animal sea muerto a manos y nombre de la miseria del ser humano, dígase por tradición, placer, religión, obsesión o rito, no hay logro parcial en una causa que merezca ser festejado por su servidor. Sin embargo, aplaudo de pie los esfuerzos recompensados de miles de activistas que -unos atrincherados y otros en el campo de batalla- han logrado tan importante paso para la abolición.

¡VIVA EL TORO DE LA VEGA!…  Dicen los horribles simpatizantes de este aberrante “torneo” como mal llaman. Y yo junto con miles de personas, concuerdo con ellos, porque los toros deben vivir y no morir.

¡VIVA EL TORO DE LA VEGA… VIVA EL TORO DE LA PEÑA… VIVAN TODOS LOS TOROS! 

¡Y MUERAN LAS FIESTAS TAURINAS DE ESPAÑA Y EL MUNDO!

viva_toro_vega

Si el artículo fue de tu interés y piensas que puede informar y  motivar a otros para ejercer libre pensamiento y acciones contra la tortura de animales, por favor compártelo en redes sociales o correo electrónico.

Si te interesa saber más sobre las tradiciones de sangre en España, puedes acceder a esta carta que tu servidor escribió a los españoles y españolas en el año 2014, a través de el link inferior, que te llevará a un recorrido por esa España vergonzosa que muchos y muchas  intentan rescatar.

bandera copyESPAÑA VIVE…Teñida de Rojo

https://juancarlospoo.wordpress.com/2014/09/18/espana-vive-tenida-de-rojo/

Juan Carlos Poó Arenas.

 

Anuncios

¡ESPAÑA VIVE! …teñida de rojo

Entre la Vergüenza y la Desvergüenza

Carta a los españoles baja

La carta que desató la polémica, el enojo y la crítica entre los partidarios de la cultura taurina en España. Escrita sin pelos en la lengua ni palabras cómodas, el comunicador y publicista Mexicano J.C. Poó dirige sus palabras a los españoles y abre la ventana que observa la España salvaje e inmóvil versus la España progresista, proactiva y civilizada En ella, define y atribuye el estado de involución de la primera en función a la ausencia de equidad y respeto por la vida, tanto como a la carencia de dignidad y de valores morales positivos que representan globalmente a España como símbolo de crueldad, ostentando su tradicional cultura de sangre, tortura y muerte, protegida y avalada por un sector empresarial mezquino, un gobierno corrupto y una monarquía insulsa, frívola y decadente. 

Carta de Juan Carlos Poó Arenas dirigida a los españoles:

Septiembre 2014

Españoles y Españolas:

     Muchas personas piensan que es imposible imaginarse a España sin los Toros.

     Y es que, en realidad es impensable admitir -sin importar que se trate de arte, tradición y hasta  turismo y economía-, que España se pueda deslindar de la imagen y papel fundamental que los Toros han desempeñado como el factor cultural más notable en ella y que ha marcado y dejado huella no solo en la historia de ese país y su gente a lo largo de los siglos, sino también en la vergüenza actual de sus habitantes más conscientes y evolucionados y en la opinión mundial inteligente.

Así pues, para extranjeros y nacionales,  tal parece que en España hoy no existe lugar ni refugio alguno libre de rencor y sangre.

No deseo que se malinterpreten mis palabras y tampoco deseo que se confunda el término “cultural” como algo aceptable. Sin embargo, aunque muchos antitaurinos consideran que los toros no forman parte del acerbo cultural de esa nación, en mi opinión se equivocan, pues no hay nada que denote más la cultura de un pueblo que su trato hacia los animales, hacia los niños, las mujeres, los ancianos y los recursos naturales;  y en ese caso España, ha ganado meritoriamente el reconocimiento mundial como una de las vergüenzas más grande que pueda sentir el ser humano por su propia especie, por motivos tan contundentes como estos:

Ahí, en España,  la crueldad y abuso tumultuario hacia el más desprotegido es inaudita.

Ahí, en España, la tortura hacia los animales para  deleite de embrutecidas e indiferentes masas de gentuza subdesarrollada es inmisericorde.

Ahí, en España, la cantidad de ignorantes que atesoran la estupidez y la indiferencia es apabullante.

Ahí, en España, la excesiva religiosidad repleta de carencia moral y desconocimiento absoluto de  toda ética ha convertido a sus habitantes en miserables voraces enajenados que machacan todo lo que está a su paso en nombre de sus tradiciones y de su imbecilidad.

Ahí, en España, los políticos corruptos, sin escrúpulos y populistas avalan sin discreción y con oportunismo las sangrientas, tortuosas y violentas verbenas populares que cínicamente categorizan como de “interés turístico”, ofendiendo sin diplomacia la opinión de aquellos que no comparten su sadismo nacionalista.

toro-de-la-vega-2013Ahí, en España, se da esa conveniente ceguera y complicidad de una monarquía obsoleta, parasitaria y decadente, desorbitada, repleta de excesos y carente de escrúpulos y moralidad que promueve desde hace siglos el maltrato y sometimiento de los animales al servicio de las perversiones de la “corona y la realeza”.

Pero, ¿dije “acerbo” cultural?  Deben tener cuidado de no confundirlo con “acervo”; dos palabras que suenan igual pero significan cosas distintas, como su ortografía indica. Tan divorciadas una de otra como lo están sus familias monárquicas disfuncionales.

“Acerbo” es algo cruel, algo duro. Y “Acervo” es un conjunto de bienes o valores morales que pertenecen a un grupo, región o país. Pero pregunto: ¿Qué bien o valía moral puede existir en aquel que tortura física y sicológicamente hasta la muerte a un siempre inocente animal, escudándose en ese falso argumento tan jodidamente prostituido como arcaico, cercano a la nada, que emplean los imbéciles sin argumentos, llamado Tradición?

Es por ello que la España que hoy conozco da vergüenza.

Su gobierno da vergüenza. Su realeza y su  monarquía dan vergüenza. Su inmovilidad como país da vergüenza.

Su decadencia da vergüenza. Sus viciosos dan vergüenza. Su incivilidad da vergüenza. Sus verdugos dan vergüenza.

torneo toro de la vega. Tordesillas .PACMASus tradiciones dan vergüenza. Sus más de 13 mil fiestas taurinas sangrientas anuales dan vergüenza. Las más de 70 mil muertes de toros que en ellas sucumben anualmente  y las de otros cientos miles de animales de otras especies en diferentes verbenas populares dan vergüenza.

La indolencia de su gente ante la crueldad, la opresión y la opulencia, dan vergüenza.

Las enormes lanzas de lanceros sin bolas ni verga dan vergüenza.

toro de la vega niñosSus empresarios taurinos dan vergüenza. Sus alcaldes y gobiernos dan vergüenza. Su televisión promotora de mentiras da vergüenza. Sus políticos taurinos dan vergüenza. Sus intelectuales taurinos dan vergüenza.  Sus artistas taurinos -pintores, músicos, cantantes, bailarines, literatos y escultores-, dan vergüenza. Hasta sus niños taurinos carentes de empatía y  respeto por la vida dan vergüenza.

La opulencia de sus ricos da vergüenza. Sus revistas y chismes de elite dan vergüenza. Su morbosa celebración a la tortura da vergüenza. Las fotografías de su jactancioso exmonarca  junto al inerte elefante que él mismo asesinó, dan vergüenza. Sus disculpas obligadas hacia el pueblo y notoriamente carentes de arrepentimiento, dan vergüenza.

375351_gdSus multitudes sanguinarias dan vergüenza. La ignorancia de su pueblo da vergüenza. Su alabanza al sufrimiento da vergüenza. Su sinrazón da vergüenza. Su admiración hacia los estúpidos da vergüenza. Sus leyes dan vergüenza.

 

principesasturiasLa educación que imparten a sus hijos da vergüenza. Su impecable ignorancia mitificante da vergüenza. La complicidad indolente de su pueblo da vergüenza.  Su religión sin moral da vergüenza. Sus “líderes espirituales” dan vergüenza. Su confusión entre ética  blanca y estética roja da vergüenza. Sus “héroes condecorados” dan vergüenza. Su nuevo rey y su insignificante reina dan vergüenza.

Sus parásitos con  títulos nobiliarios dan vergüenza. Su desempleo da vergüenza. Su economía da vergüenza. Su financiamiento a las fiestas sanguinarias con recursos públicos de los contribuyentes da vergüenza.

Portada 2

Su mundialmente promovida fiesta nacional de los toros da vergüenza. Su arrogante estupidez da vergüenza. Su estancamiento en el viejo mundo da vergüenza.

Escudo_de_Tordesillas.svgSus Ciudades, Provincias, Comunidades, Municipios y Poblados como Pamplona, Aragón, Castellón, Navarra, Granada, La Rioja, Andalucía, Jaén, Valencia, Castilla, León, Valladolid, Tordesillas, Cáceres, Zamora, Soria, Toledo, ellas y otras, dan vergüenza. Sus escudos y banderas dan vergüenza.

Muchas  fiestas hay en la España de mil colores. Sus aplausos retumban en el mundo; pero los aplausos de España, dan vergüenza.

España vive celebrando llena de alegría. Y hasta la alegría de España, da vergüenza.

tradicion-construir-catalanas-Espana-AP_LNCIMA20101117_0019_5

No cabe duda: hay españoles desvergonzados, que han hecho de su patria un pantano de excremento. Que han defendido el derrame de sangre y la tortura refugiando sus miserables ideas existencialistas en falsedades  frívolas y sanguinarias realidades.

Falacias  disfrazadas de cultura, arte y tradición. Con portadores enmascarados que ocultan su estupidez y cobardía tras una mímica careta de valientes.

Son ellos, ¡esa mierda de españoles!,  los que han ensuciado las calles, los campos, los pueblos y la nación… ¡y hasta una bandera que hoy no significa nada más que un trapo sucio, viejo y percudido por la sangre derramada durante tanto, tanto tiempo!  Sangre que da vergüenza.

Ellos, los que históricamente no representan evolución alguna. Ellos, los que morirán  con el mismo vacío con el que llegaron y con el que vivieron. Los que jamás merecerán ser recordados. Los que serán consumidos por sus propios males y demonios. Ellos, de los que no quiero saber jamás, a no ser de enfrentarme cara a cara para restregarles su insignificancia y escupir su rostro. Aquellos a los que con un solo dedo podría arrebatar sus lanzas, derribar sus espadas y sofocar sus efímeros fuegos.

Esos, que si acaso fuesen hombres, si acaso fuesen mujeres, de uno a una los enfrentaría como un toro.  Pero no son más que rastros de desprecio y miseria, que no se enfrentan solos, porque no tienen existencia.

Esos, esas, esa mierda de españolas y españoles de mierda, que para hacer canalladas, como decimos en mi país, “no son machos, pero sí son muchos”.

Ellos y ellas, los que representan la desvergüenza de ESPAÑA.

Pero hay otros españoles y españolas,

honestos y conscientes, respetuosos y progresistas; inteligentes, libres en pensamiento, palabra y acción; muchos considerados anarquistas; autoexiliados “culturales”.

Aquellos cuya única bandera es la integridad, no la conveniencia. Esos convencidos de que para lograr el cambio deben hablar, deben gritar, deben no callar ante la tiranía, ignominia y la indiferencia.

Los que deben hacer, los que aprenden a actuar y los que saben defender, enfrentando  sistema, tradición, ignorancia, estupidez. De cara  al desinterés y a la enajenación popular en pos del progreso y de aquello que consideran justo, decente, honesto y moral.

Son esos que luchan por abolir la crueldad; luchando contra masas estúpidas y embrutecidas por la manipulación de esos poderes que defienden las tradiciones cruentas a costa de la vergüenza de España.

Son ellos, los que por ESPAÑA, sin deberla ni temerla, sienten vergüenza, y la convierten  en la fuerza más poderosa del hombre y la mujer españoles que gritan ¡YA BASTA!…¡Estamos hasta la madre de porquerías!

Son ellos los dignos de una patria mejor; los que ya están hartos de tanta basura y  desvergüenza. Son ellos a los que imploro estrechar un día la mano, algunos hoy amigos, otros desconocidos; ellos, los españoles y españolas que erradicarán de esa patria la mierda que tanto daño le hace. Esos, a los que me atrevo a llamar hermanos.

Para ellos y ellas, españoles de gran valía, escribo esto. Para los que se respetan a sí mismos y los que respetan a los demás sin justificar jamás crueldad alguna. Para los que no toleran el sufrimiento de un animal, de un niño, de una mujer, de un anciano, de un hombre; y luchan por erradicarlo a costa de su propio dolor, angustia y desesperación.

Para ellos y ellas, los españoles que lloran, que escriben y mueven.  Los que son tumbados, aprisionados, lapidados y golpeados, pero jamás sometidos en su espíritu de cambio y libertad. Que fracasan en batallas y se levantan en guerras con más fuerza. Para los que defender a otros es defenderse a sí mismos. Para los que aman. Para los que viven y respetan la vida. Para los protagonistas de ese cambio que urge a ESPAÑA  y a sus inocentes. Para los que ya viene la hora.

Ellos, son la promesa y la única esperanza de una España que vive hoy, teñida de rojo, Entre la Vergüenza y la Desvergüenza.

JUANCARLOSPOO-004 copySoy Juan Carlos Poó Arenas.

Nieto de españoles. Hijo de mexicanos. Mexicano de nacimiento. Español por Naturalización.

Avergonzado de ambas naciones por su maltrato a los animales…

Uno mi voz a la opinión mundial en repudio a la cobarde crueldad efectuada anualmente en Tordesillas, Valladolid, España.

EN MEMORIA de cada Toro de la Vega y de cada animal asesinado en las fiestas y espectáculos sangrientos de España.

torosdelavega

JuanCarlosPoo-UCT 8 b