CARTA DE JUAN CARLOS POÓ A MURRY TAWIL. Presidente del Consejo de Administración de tiendas + KOTA

Ciudad de México a 20 de abril de 2020

A T E N C I Ó N:
Murry Tawil
Presidente del Consejo de Administración                            Tiendas + KOTA

Me consta personalmente que las tiendas que representas, mismas que son de tu propiedad y tus socios, no tienen ningún control de calidad en el manejo de los animales que venden, ni tampoco ética alguna en el trato miserable que dan a los animales. Sus tiendas son un infierno para los ellos y una mentada de madre para los visitantes que los observamos constantemente. Sus tiendas son una mierda.  Muchos de  sus  empleados de mostrador -vendedores y cuidadores- también lo son. Y ustedes, tanto empresarios como líderes, directivos, ejecutivos y operativos, desde luego… también lo son. Ni hablar, la fama la has ganado a pulso, y hay que reconocerlo. Honor a quien honor merece.

Al igual que muchas personas, tengo muy malas experiencias con ustedes al visitar sus establecimientos en varias partes de la CDMX y la República Mexicana. Poseo videos y fotografías captados personalmente de animales muertos, animales enfermos, animales sin agua y sin alimento, espacios sucios y pésimas condiciones en su trato y manejo.

He tenido que utilizar diferentes estrategias a título personal para ordenar y exigir a tus empleados de mostrador que limpien jaulas y peceras, que dejen agua a los animales a libre disposición, que den alimento y que aparten a los animales enfermos de los sanos. A muchos me los he llevado pagando su “rescate” en tus pinches tiendas para atenderlos y rehabilitarlos por mi cuenta, pues de no ser así, hubieran muerto sin atención. Varios he salvado. Varios se me han muerto. Y jamás pedí garantía. Porque tus garantías me valen madres y porque no he pagado por ellos como mercancía, sino para intentar salvarlos de sus manos. He también dado seguimiento al cumplimiento de la atención a los enfermos dentro de tus tiendas, solicitando la intervención de tus veterinarios. Esos que dices tener pero que no cumplen horarios ni están jamás a disposición de los que enferman, sufren y mueren en tus tiendas. He intentado hacer mucho para contrarrestar el mal que tú y los tuyos hacen a los animales. He dedicado mi tiempo a los animales de tus tiendas. Pero esa no es mi chamba. Es la tuya. Es la de tus lacayos. La de tus miserables bestias de mostrador. Y lo que he visto y he podido hacer es muy poco, inconmensurablemente  poco, en comparación con el daño que ustedes provocan, también inconmensurable e inaudito.

Todos ustedes, desde luego incluyéndote e incluyendo a  Isaac y a Vivian, son una basura de personas. Viven como parásitos del tráfico de animales –sin importar si es legal o no, finalmente es tráfico–  y tienen varias demandas y querellas perdidas por tráfico ilegal (no te hagas pendejo). Y aun así, teniendo la osadía de traficar y de tener los animales en pésimas condiciones, tienen  el cinismo de negarlo, una y otra vez, pese a los testimonios en redes sociales, los testimonios gráficos y probatorios de gente en todas partes de la República Mexicana donde parasitan tus tiendas, y pese a todas las denuncias legales que se presentan siempre para exponer los delitos que cometen con los animales y el maltrato que les dan.

Te haces pasar por gran empresario, pero no eres más que un parásito. Solo eres un vil traficante. Un asesino y un maltratador de animales.

Los animales son un objeto de comercio para ustedes.

Desde su creación, +Kota, no se ha caracterizado por mostrar empatía, respeto ni amor por los animales. El poner precio y garantía a un ser viviente, sensible y muchas veces  consciente de su entorno; el etiquetarlo como “objeto”; el maltratarlo, el no atenderlo, el enfermarlo; eso es la mejor prueba de lo que digo. Y su promesa de compra-venta, su premisa de satisfacción al cliente solo demuestra su podredumbre mediante una cínica leyenda de garantía que promete el reembolso o la bonificación de una vida por otra:

“¿Se te murió porque te lo vendimos enfermo? ¡No importa! Te lo cambiamos”.

Sus frases publicitarias y promesas y estrategias  mercadológicas solo comprueban y resaltan esa  miserable visión del animal “desechable” y la cosificación a la que es sometido cada individuo en tus tiendas +KOTA.

Ustedes, tú y tus socios y aliados, son una vergüenza para la sociedad general;  tú eres una vergüenza para la comunidad judía;  son una mentada de madre para el mundo progresista; una patada en  los huevos y en los ovarios para quienes día a día nos comprometemos por el bienestar animal. -Y no hablo de Lolita Ayala que es uno de tus aliados ni de su comité Pro-Animal que mata animales sanos o enfermos desde hace años en las calles arriba de sus unidades-. No. Hablo de klos que SÏ salvamos vidas. Ustedes forman parte de  la miseria de esta sociedad permisiva que no hace nada por dejarlos fuera de actividad y competencia.

Y hablando de competencia, Ojalá quiebren pronto. Se los deseo de corazón. Te lo deseo de corazón. Falta poco para ello. Tus números lo dicen y tú lo sabes. Tuve voz de profeta cuando les dije una y otra vez a tus pendejos corporativos que si no trabajaban mediante una estrategia basada en el respeto de los animales y la sensibilidad de la gente, tenderían al fracaso y al repudio social. Y ahora… ¡Ya nos tienen hartos!, de verdad, ya nos tienen hartos. Son lo peor de lo peor. Qué vergüenza. Me das lástima. Ojalá te conviertas en alguien productivo y constructivo y no en un parásito que vive a costa de los animales.

Salúdame por favor a Isaac y a Vivian.
Y vayan a chingar a su madre.

¡Namasté!

A t e n t a m e n t e
Juan Carlos Poó A.

P.D. Les dejo tres enlaces sobre las últimas noticias que leí de ustedes publicadas en redes sociales  al día de hoy, denunciando la muerte de animales en  su  tienda en Veracruz. ¡Qué poca madre!

¡La cuarentena por el Coronavirus NO ES PRETEXTO! Eres un hijo de puta, y tus socios empresariales y los empleados de esa tienda, igual. Son unos delincuentes miserables. Dejar esos animales a su suerte sin agua y comida es para meterte a la cárcel junto con los responsables de la tienda.  Eres un verdadero villano. Un criminal de esos que llaman de cuello blanco.

https://www.merca20.com/denuncian-maltrato-animal-en-maskota-y-la-marca-culpa-a-la-cuarentena/

https://www.sdpnoticias.com/local/veracruz/abandonan-animales-tienda-kota-en-veracruz-video.html

https://pueblaenlinea.com/2020/nacionales/abandonan-animales-dentro-de-una-tienda-kota-y-se-los-comen-las-cucarachas/

 

Carta escrita el Lunes 20 de abril de 2020, en época de cuarentena por la Emergencia y Contingencia Sanitarias derivadas de la Pandemia Mundial de Coronavirus COVID 19.

 

Un Artículo Cagado

La Conjugación del CAGAR.

Yo la cago, tu la cagas, y  tus perros…                           ¿En donde la cagan?

Por Juan Carlos Poó / Lunes 26 de Octubre 2015

Ab2011 308 prueba 2-B ELMOJC-2 sintext baja

Juan Carlos Poó y ELMO (E:P:D.)

Soy una persona que ama profundamente a los animales, pero también soy una persona que respeta y valora honestamente a la personas.

Como persona que ama y respeta a los animales, tengo una gran fortuna al poder hacerlo diariamente y no esporádicamente, pues soy tutor de más de treinta perros que se encuentran bajo mi protección y resguardo; y he sido tutor de otros más de 30 que han fallecido por enfermedades o porque su contrato con el tiempo y la edad concluyó. También soy tutor de otros más de diferentes especies que están a mi cuidado y atención: gatos, hurones, aves, cerdos, lagartos, cuyos, hamsters, ratones, conejos, reptiles y hasta insectos. Todos, en su momento, rescatados del abandono y del maltrato o recuperados y atendidos de los accidentes y las enfermedades. Sí, lo puedo decir con la cabeza en alto: Soy una persona que puede presumir merecidamente de amar a los animales, porque no solo lo digo, lo demuestro diariamente con acciones, con entrega, con decisiones difíciles, con manutención, con atención, con respeto, con higiene, con  madurez y con conocimiento de lo que hago, con compromiso y con RESPONSABILIDAD.

 Sí,  AMO profundamente a los animales, pero también AMO a las personas y las respeto. Y trato de no cagarla con ninguno.

Y hablando de AMOR  por los animales  y RESPETO por las personas, jamás permito que mis perros deambulen solos sin mi compañía; jamás los paseo  sin correa por las calles; no porque sea esclavista, ni me guste verlos con un lazo en el cuello, ni porque me guste verlos sin libertad. Lo hago porque amo y respeto a mis animales y no me gusta exponerlos a los peligros de la calle; pero también lo hago porque al amar y respetar a los animales respeto también a los demás animales que van por la calle, incluyendo a los de otras personas que CON RESPONSABILIDAD los pasean con correa . Porque tener perros no es solo amarlos, sino respetarlos y cuidarlos, protegerlos y orientarlos. Tener perros y decir amarlos también implica respetar a las personas, respetar a la sociedad y lo que esta construye para las demás personas como los jardines y las banquetas. Y es excelente idea, necesario y exigible, compartir banquetas y jardines con los animales, sí, lo es.  Pero compartir los jardines y las calles con los animales no es hacerlos de su propiedad para que caguen y la caguen por doquier, no porque no tengan derecho, sino porque no conozco a un solo perro de esos que sus tutores presumen estar altamente adiestrados, que recoja y limpie sus propios excrementos. Para eso están los que presumen que los aman. Para recoger sus cagadas y tirarlas donde corresponde.

Quien ama a sus perros y quiere o pretende darle cien por ciento libertad al andar, que se esmere más. Para eso está el campo o los jardines privados, los de uno, los de amigos, los que cada quien encuentre, los que cada quien rente, los que cada quien cerque para ello, pero no los ajenos.

Yo amo a mis perros, y  jamás los  dejo sueltos deambulando por las calles, aunque estén educados, aunque estén adiestrados, porque son perros y porque los amo; porque los cuido y los protejo, y porque respeto.  Porque soy más inteligente que ellos. Porque tengo más años y más experiencia  que ellos; por eso sé que no hay adiestramiento que impida que un macho corra tras una hembra en celo; por eso sé que un perro al atravesar la calle puede ser atropellado por un vehículo; porque sé que un perro grande puede agredir a un perro pequeño; porque sé que alguien puede agredir a uno de ellos; porque sé que hay perros mas gandallas callejeros o de tutores IRRESPONSABLES que los dejan sueltos. No los dejo deambular en la calle solos porque no deben cagar en donde camina la gente, o en los jardines que la gente se esmera por mantener bellos y limpios. No los dejo deambular solos porque sé que mis perros pueden consumir una substancia tóxica. No los dejo deambular solos porque los AMO, y porque no vivimos en una sociedad de perros;  vivimos en una sociedad de personas, en una sociedad humana; y el humano por naturaleza y condición, ES CABRÓN.

parque_mexicoLos asesinatos de perros de la Colonia Condesa  no tienen madre. Se debe exigir castigo a la culpable, aunque tenga 75 años de edad. Siempre y cuando se demuestre y compruebe que es culpable. No debe quedar impune. Asesinar inocentes perros son chingaderas. Pero no solo en la Condesa sino en todos lados, incluyendo los antirrábicos o “centros de salud y control animal”.  Todo aquel que asesina, maltrata y tortura a un animal, es una mierda. Aquí y en China.

Solo me resta concluir este escrito tres preguntas, dos afirmaciones y tres sugerencias:

Los que dicen amar a los animales, acusan a la asesina de perros en la Colonia Condesa del Distrito Federal de intolerante, psicópata y sociópata, y al decir sociópata debo aclarar que se refieren a una patología de índole psicológico que hace que las personas que la padecen pierdan la noción de la importancia de las normas sociales, como son las leyes y los derechos individuales. Así las cosas,

Pregunta 1. ¿No acaso son también intolerantes y sociópatas aquellos a quienes sin importarles las normas de respeto, las leyes  y los derechos individuales de los demás permiten que sus perros caguen por doquier sin recoger las cagadas, o las recogen y tiran las bolsas en los jardines ajenos o en la calle?

Pregunta 2. ¿No acaso son sociópatas por permitir que sus perros sueltos agredan o fastidien a los perros de otros que sí van junto a sus tutores con correa, o que incomoden a quienes son alérgicos, fóbicos o simplemente intolerantes a la cercanía de un perro?

Pregunta 3. ¿Acaso es válido presumir amar a los animales y decirse un tutor responsable al exponer al propio perro a perderse, a ser atropellado, a ser mordido, a ser pateado, a ser violado (en el caso de hembras), a ser robado o a ser envenenado al dejarlo deambular libre en una sociedad llena de peligros para estos animales donde se pueden topar con gente gandalla en cualquier momento?

Afirmación 1: Quien asesinó a los perros y la ardilla en la Colonia Condesa, es una mierda y lo digo yo, sin necesidad de meterme a sus entrañas psicológicas.

Afirmación 2: Para que dejemos de hacernos pendejos y de cagarnos unos a otros. Quien permite que sus animales (perros, gatos u otros) deambulen solos por las calles, es el principal responsable de todo mal de salud o maltrato que puedan padecer, y corresponsable o responsable absoluto de cualquier accidente que puedan los animales sufrir, e incluso en caso de ser atropellados, por lo general los tutores irresponsables son más culpables que los conductores que involuntariamente impactan a los animales.

Sugerencia 1:   El lenguaje es la herramienta más poderosa para que las personas que aman a los animales se puedan expresar ante la sociedad humana. Si tanto desean ser la voz de los animales y ya no quieren cagarla, dejen de utilizar modismos absurdos, apócopes y lenguaje en caló inentendible, ilegible e inexplicable como el que muchos emplean en redes sociales.  Y por favor, aprendan a leer y a escribir correctamente, para explicarse adecuadamente y ser tomados en cuenta. Y díganle a sus antiguos maestros de gramática y ortografía de la escuela que la cagaron en la enseñanza.

EXIGIRSugerencia 2:    Cuando cometan un error de ortografía, NO LO RESALTEN CON SUBRRAYADO EN ROJO. Se nota más y se ve peor la cagada.

Sugerencia 3:  Cuando quieran poner el símbolo de “#”  antecedido a una palabra para representar un hashtag y que se convierta en trending topic  (me sigue cagando esta terminología snob anglicista), por lo menos encuentren una palabra representativa del asunto en cuestión y no tan genérica.

Como creativo publicitario les podría recomendar lo siguiente:

RESPETES como palabra no se refiere a algo específico, pero, si la convierten en un logotipo tipográfico cuyo término sea de fácil recordación y le ponen unos cuantos adornos para separar la palabra, quedaría algo así:

Juan Carlos Poó- LOGOresPETes

#resPETes, ya tiene un motivo, pues “PET”, otra vez anglicista,  le da el significado que relaciona a las mascotas con el respeto.

El aviso me pareció sumamente honesto, tierno y respetable. Parece escrito por un niño. Si es así… Me pongo de pie y aplaudo un minuto.  Pero… si lo escribió un adulto, nunca es tarde para practicar ortografía. El verbo EXIGIR se escribe con “G” de cagar. Cuando se conjuga en singular, primera persona y presente ( EXIJO ) se escribe con “J” de jalarle para que se vaya.

Gracias por dedicarle tiempo a la lectura.

Juan Carlos Poó Arenas.