El embalse de toros en Tlacotalpan Veracruz.

¡Cultura Tradicionalmente Vergonzosa!

Por Juan Carlos Poó

 Hay tradiciones hermosas y otras verdaderamente barbáricas y vergonzosas, pretextadas en lo religioso y avaladas y promovidas no solo por los mezquinos intereses políticos, comerciales y derivados turísticos, sino también,  para variar  y no perder la costumbre, por la tan desgastada iglesia católica y algunos de sus miserables padrecitos populacheros.

toros de tlacotalpan

  Resulta verdaderamente inexplicable e inentendible cómo puede, uno de los proclamados patrimonios culturales de la humanidad -tan bello de por sí-, ser precisamente el que ostente una de las tradiciones más estúpidas, degradantes, ignorantes  y con menor cultura de respeto por la vida.

 Claro, sabemos que la barbarie forma parte de las culturas en todo el mundo y los circos de dolor y sacrificio a través de los tiempos han servido para apaciguar no solo a “los dioses” y los ídolos de barro -perdón por la Candelaria que es lo mismo-,  sino mayormente  satisfacen la pequeñísima mente de las masas enardecidas, desde luego promovidos por grandes intereses políticos y económicos.

 Hay que preguntar a los dueños de Televisa cuánto invirtió esta empresa en la reconstrucción después de las inundaciones de 2011 o por qué le han dado tanta promoción a ese denigrante espectáculo.

 Y preguntar también a la Secretaría de Turismo y a la Secretaría de Educación Pública,  preguntarles si… ¿acaso ese tipo de tradiciones  deben ser culturalmente aceptables en la actualidad o se deben dejar atrás como parte del acerbo histórico y cultural de una sociedad evolucionada y más consciente y noble con el mundo que le rodea? ¿Acaso eso no atraería  más turistas e inversionistas inteligentes  a un país inteligente? O lo que queremos atraer es pura mierda de gente perversa, ignorante y estúpida. Esa la hay en todos los países.

EMBALSE 3

 Creo que, mientras en México y el mundo sigamos siendo indiferentes espectadores, o promotores “culturales”, o seguidores, o inversionistas, o visitantes, organizadores, publicistas, o tengamos algo que ver o no tengamos nada que decir  respecto a este tipo de tradiciones en las que el ignorante piensa que el sufrimiento de los animales lo librará de la ira de Dios, no podremos ser intelectualmente superiores a esos animales, ni moralmente merecedores del perdón “divino” que tanto anhelan los pobladores, ni socialmente merecedores de un país y un mundo civilizados. Avalando estos espectáculos  seguiremos con sociedades tan jodidas como las que vemos, sabemos y conocemos de todo el mundo a través de los mismos difusores de estas fiestas: los noticiarios y los medios de comunicación masiva en general, que son controlados también por los mismos vulgares intereses.

Para quien desconoce

¿Qué es el Embalse de Toros de Tlacotalpan, Veracruz.

EMBALSE 5

 En muy pocas palabras, se los explico así, sin irme a lo histórico tradicional cultural que es pura basura sino a lo evidente que es lo actual.

 Es la fiesta de la Candelaria (otra más de las 100,000 representaciones de la que desde pequeño me enseñaron en clases de catecismo que era además de Virgen, una sola, y que se llamaba María). En fin, es la fiesta del pueblo (ciudad). Se celebra si mal no recuerdo el 2 de Febrero de cada año.

 Agarran, por decirlo de manera tan vulgar como lo hacen, o cojen, más vulgar todavía, si no me equivoco 8 toros cebús, (nada agresivos por cierto pues esa raza de toro es muy pacífica) que son cruelmente sometidos y a punta de madrazos y amarrados a unas embarcacioncitas donde van varios pobres pendejos que son los “hombrecitos valientes” mismos que a los toros los obligan a atravesar el río Papaloapan jalándolos con cuerdas, estresados, nerviosos, mujiendo sin saber qué pasa, alarmados y tragando agua desaforadamente, es decir, torturados física y psicológicamente. Llegan a morir. Las fotos que muestro a continuación lo corroboran.

EMBALSE 7

EMBALSE 11

El espectáculo es una mierda para gente de mierda.

 Bueno, ya que llegaron a tierra, los dizque sueltan (pues aún traen cuerdas), para que la masa enardecida y sin control – algunos, los más “machos”, completamente apendejados por el alcohol- los muelan a palos, picotazos, puñetazos, manazos, patadas, pedradas y uno que otro “valiente” los queme con cigarros o encendedores, y no falta el maricón (entiéndase como cobarde traidor) que saca una navajita para lastimar más a los animales y está también el pendejo (y pendeja para que no se ofendan las feministas)  que lo ve y le aplaude. La masa grita y grita, y corre alegremente drogada por la euforia de la tortura. Muy cultural y culto ¿No creen?.

 Los toros mugen.

 La Candelaria desde luego se siente orgullosa de sus veneradores.

 El capellán de la iglesia y los demás “padrecitos” están satisfechos.

 El mayordomo de la fiesta no cabe en sí de alegría.

 La masa desde luego se quedó con ganas de más desmadre y tortura.

 Los turistas extranjeros, mirones y sin conciencia pero con mucha perversidad, ríen y gozan,  y como ya traen sus chupes están a toda madre y sienten que México es chingón cuando se trata de divertirse jodiendo animales, (aunque cuando llegan a sus países dicen que México es un pueblo “Bárbaro” pues lo único que conocen de aquí son esas tradiciones y  gente pinche).

 Los turistas mexicanos, se sienten “orgullosos de sus tradiciones culturales”.

 Otros  toman fotos y se convierten en cómplices e inútiles espectadores que piensan  ¿qué pueden hacer ante una masa perversa en donde si dices algo te linchan?

 Los más conscientes, compasivos y humanitarios  sufren  en silencio la agresión.

 Digno espectáculo para gente como ellos.

 Bravo Sr. Presidente Municipal, Bravo, Sr. Gobernador, Bravo, Sr. Presidente de la Nación, Diputados y Senadores por su aprobación de siempre.

 Pensaba que las pasadas inundaciones catastróficas de 2011 que se llevaron el pueblo y donde estuvieron a punto de irse a la chingada todos sus habitantes habrían sensibilizado  un poco a los Tlacotalpeños y les harían ser más compasivos, así como darse cuenta que torturar animales no evita las catástrofes naturales pero, por lo visto ustedes,  arcaicos y retrógrados aborígenes siguen pensando, si es que piensan… “A lo mejor con la fiesta de hoy ya no se vuelve a inundar”.

 “La cultura de un pueblo se mide por su trato a los animales etc., etc., etc.,…”

 No lo dijo primero Benito Juárez, como patrioteramente se afirma en México, sino alguien mucho antes que él. No saberlo denota poca cultura. El embalse también demuestra poca cultura. Y los políticos que tenemos también.

  Mientras las leyes de protección a los animales sigan excluyendo este tipo de “fiestas tradicionales”, y mientras los legisladores sigan siendo unos verdaderos animales, seguiremos siendo un pueblo cultural y moralmente jodido. Y tampoco lo dijo ni Don Benito ni el otro…¡ESO LO DIGO YO, Juan Carlos Poó!.

  Fuera de aforismos, gracias por la lectura.

Anexo del 03 de Febrero 2015

Carta enviada por un servidor al Gobernador de Veracruz, Sr. Javier Duarte el 03 Febrero 2015:

     Es una pena que no logre percatarse del repudio general de la sociedad hacia esta celebración.

Como político profesional le sugiero revisar los “datos duros”. Haga un cálculo de la gente que está en contra del maltrato que sufren esos animales durante las festividades. Incluya a los extranjeros que llegan a sus países y hablan sobre el hecho. Incluya las publicaciones en medios masivos. Incluya las publicaciones en internet y los comentarios en redes sociales. Haga un balance entre los llamados “protectores de animales” y los protectores de la fiesta. Localmente tal vez le convenga no realizar ningún cambio. Entonces será un político local. Socialmente, le recomiendo hacer lo que esté en sus manos por lograrlo.

Soy publicista y asesor. Por experiencia en campañas políticas le aseguro que hoy las cosas no son como ayer, y que una gran cantidad de electores está en contra del maltrato de los animales. UNA GRAN CANTIDAD. Sus asesores le podrán dar cifras. Y los políticos que avalan la tortura son políticos sin futuro.

Es usted muy joven, creo que está en buen momento de asegurar un futuro digno, recto y honesto en su carrera política y extender esta a algo más que Tlacotalpan y a algo más que Veracruz. Tome decisiones coherentes.

Hoy Tlacotalpan está en la mira de muchos, como cada año. Y lo que se ve no se admira. Y su nombre está ahí. Revise los datos. Las tradiciones pueden ser hermosas, limpias y admiradas. Solo hay que quitarles las manchas de maltrato a los animales y listo. ¿Es una fórmula difícil para un buen político? Yo pienso que no. ¿Y usted?

Juan Carlos Poó

Anexo del 26 de Febrero del 2016

 Aporte de la página de facebook Unidos Contra El Embalse De Toros En Tlacotalpan Veracruz

Muerto 1El momento trágico del día ocurrió con el tercer toro. Su traslado se realizaba sin contratiempos, pero el animal no daba signos de vida desde antes de llegar a la orilla del río, incluso un caporal realizó esfuerzos sobrehumanos para sacar su cabeza del agua.

Los responsables del embalse del ejemplar, se miraban unos a otros. La multitud se levantó de sus lugares a la expectativa de lo que ocurría con el toro, el cual ya no logró alcanzar la orilla por sus propios medios.

Los caporales soltaron las reatas mediante las cuales guiaron al animal a cruzar el río Papaloapan; otros jóvenes desde tierra firme auxiliaron en las tareas de salvamento al jalarlo a la orilla. El ejemplar permaneció inerte.

Muerto 2.pngLa multitud dedicó una rechifla a los caporales al percatarse que el toro murió en el embalse; otros les gritaron “inútiles”, “putos”.

Un joven se subió a la panza del animal para brincar y tratar de que expulsara el agua que tragó durante el embalse, pero todo fue inútil.

El silencio se hizo presente en esa zona del embarcadero. Al final, los caporales regresaron al animal muerto a la orilla desde donde lo trasladaron inicialmente.

Muerto 3Los tlacotalpeños pidieron a los representantes de los medios de comunicación no difundir la noticia de la muerte del animal, ya que traería el desprestigio para la fiesta e incluso su cancelación.

No obstante, la fiesta continuó con el arribo de otros tres toros, quienes provocaron que la multitud huyera despavorida a resguardarse para evitar ser embestida.

Ríos de cerveza, torito y whisky fueron consumidos por jóvenes y adultos que participaron en el embalse.

Muerto 4


 La diferencia entre los hombres -los verdaderos hombres- y las bestias -las verdaderas bestias-, es la compasión.

Un cargo político no denota hombría. Las buenas  decisiones y acciones… sí.

Juan Carlos Poó

¡BASTA YA, SEÑOR GOBERNADOR!

EMBALSE 10 CAMPAIGN

EMBALSE 9 CAMPAÑA

EMBALSE 2

La matanza de focas de Canadá

Por Juan Carlos Poó Arenas / Junio 2013

   juancarlospoo-altoasesinosfocas1 smallEn abril del año 2004, dirigí al embajador de Canadá en mi país, México, – desde luego con réplica a varios medios de comunicación tanto nacionales como internacionales en donde fue publicada-, una carta con la intención de protestar por la barbárica e infame cacería de focas que año con año desde hace más de 100 años llevan a cabo en ese país, asumiendo la responsabilidad de mis palabras y optando por decisiones que en ese momento afectaban mis intereses económicos empresariales pero que daban un claro y mejor sentido a mi vida como ser humano.

   Hoy, nuevamente, en junio de 2013 como cada año, comenzó en Canadá el asesinato de focas, de las cuales un 95% son crías, bebés, pequeñas e indefensas ante la brutalidad de salvajes desenfrenados e indolentes.

   Según los datos que he recopilado, se calcula que entre Canadá y Groenlandia, mueren alrededor de medio millón de focas mediante el empleo de sádicos  métodos con los que se las tortura sicológica y físicamente, exterminándolas unas frente a otras -madres y padres frente a sus crías y bebés frente a sus padres-, desollándolas vivas. Los videos -a pesar de las negativas de los agresores y el gobierno- han sido más que demostrativos de una verdad irrefutable que va más allá de tradiciones y costumbres  defendibles y en las que solo no teniendo madre, para ser coloquial y más que respetuoso, se puede participar. Monstruos son los que disfrutan la cacería, los que la permiten y los que sacan beneficio. Eso, no es un proceso natural. Es una muerte sistematizada y cruenta.

   La caza de focas en Canadá se repite cada año a pesar de que cuenta con una fuerte oposición de la opinión pública aunada a las protestas y demandas de los grupos ecologistas y de los grupos de defensa de los derechos de los animales.

   Este 2013  los cazadores canadienses planean matar unas 100.000 focas. El año pasado se mataron unas 69.000 -cantidad baja debido al deshielo en el Golfo de Saint-Laurent, en la costa Atlántica-, que dificultó la labor de los inmisericordes cazadores.

   El Gobierno de Canadá ha fijado para este 2013 una cuota máxima de 400.000 cabezas. Durante los primeros nueve días de caza se han exterminado unas 60.000 focas. Miles son los cazadores de focas canadienses que se han preparado durante meses para poner en alto el nombre de su nación a través de esta repulsiva actividad tradicional/comercial que aún ahora, en pleno siglo XXI, padecen estos indefensos seres.

   Cabe mencionar que desde el año 2010, la Unión Europea lleva a cabo un embargo que prohíbe el comercio de productos derivados de foca, con la excepción de la venta sin de productos provenientes de la caza tradicional practicada por los inuit.

   Es por ello que, como cada año, reitero mi compromiso de 2004 al denunciar públicamente y a través de los medios que estén a mi alcance, la inmisericorde matanza de focas, exigiendo un “¡ya basta!” que si bien no será atendido por los partícipes de tal monstruosidad, pueda hacer eco en el corazón y el coraje –entendido como motor-  de aquellos que pretenden, como yo, un mundo mejor, libre del contaminante cancerígeno de la desmedida ambición humana.

Carta Protesta de Juan Carlos Poó Arenas, dirigida al Embajador de Canada en México por la MASACRE DE FOCAS en el año 2004.

 La presente fue enviada por un servidor con membrete de mi empresa el 22 de abril 2004 y fue publicada en varios medios de comunicación, incluyendo revistas, prensa y medios electrónicos así como especializados.

Ciudad de México a 22 de Abril de 2004
XXXIV Aniversario Día Mundial del Medio Ambiente

Distinguido Sr. Gaëtan Lavertu
Embajador de Canadá en México 
embassy@canada.org.mx
ph: 5724-7900
Schiller 529, Col. Polanco (Rincón del Bosque)
11580, México, D .F.

P R E S E N T E

   Me dirijo a usted respetuosamente para hacerle partícipe –a título personal y en nombre del grupo al que represento-, de nuestra indignación por los recientes acontecimientos relacionados con la masacre de focas, no sin antes expresar lo siguiente:

   Durante años dedicados al oficio de la publicidad, hemos tenido la oportunidad de colaborar con empresas de talla internacional tales como AMERICAN EXPRESS, AIR CANADA, y diversas marcas de hoteles, cruceros y otras empresas de servicios turísticos, apoyando y promoviendo con gran orgullo –mediante campañas y proyectos publicitarios-, el turismo hacia Canadá.

   Particularmente Canadá ha sido, para su servidor al igual que para cientos de miles de personas, un país ideal y ejemplar en muchos sentidos, digno de admiración y respeto, hasta antes de ahora. Tal vez en muchos aspectos nuestra percepción no cambia; pero hoy, Canadá se ha teñido con una mancha roja que denigra su imagen –misma imagen para la que hemos trabajado muchos mexicanos- y reta la opinión mundial no solo de organizaciones e instituciones ambientalistas, ecologistas y proteccionistas a nivel internacional, sino de poblaciones y ciudadanos cada vez más concientes del respeto por la naturaleza, por la vida y por el mundo mismo.

   Hoy en día, la globalización EXIGE. Exige respeto; Exige dignidad; Exige integridad; Exige verdades; Exige relaciones comerciales congruentes, que comulguen con los valores comunes enfocados a un beneficio plurilateral, en aras no solo de una economía parcial, sino de la exaltación y orgullo como género humano y en la búsqueda de conservación y mejora de los recursos naturales de un cada día más catastrófico planeta.

   En última instancia, sabemos que sin la protección de los recursos naturales tanto como la conservación y respeto por el medio ambiente, el mercado actual dejaría de existir y el sector turístico se vería gravemente afectado. Por ello, es importante comentar que quienes con orgullo nos dedicamos a promover la industria turística, tenemos la obligación moral y profesional de promover el bienestar y el respeto no solo hacia nuestros consumidores, sino también hacia los recursos de los que ellos deben disfrutar y de los que, sin duda alguna, subsistimos todos.

   Hablemos de verdades:

   El boletín informativo de la página web de la Embajada de Canadá en México, habla de “ Seis realidades sobre la cacería de Focas en Canadá”, y menciona lo siguiente:

“Canadá…apoya la tradición de la cacería”.
   Indiscutible.

“Canadá…asegura una cacería humanitaria. Canadá exige que se determine claramente la muerte de un animal (la prueba del reflejo del parpadeo del ojo), antes de que las focas puedan ser procesadas. Un estudio realizado por miembros independientes de la Asociación Médica Veterinaria Canadiense encontró que prácticamente a todas las focas que se toman durante la cacería de hecho se les mata de una manera humanitaria.”
Los videos y evidencias muestran lo contrario.

“Canadá… prohibe la cacería comercial de crías de foca. Las focas que se cazan actualmente deben ser animales independientes, autosuficientes. A pesar de que imágenes horribles de cacería de crías lactantes de focas continúan circulando en todo el mundo, el hecho es que la cacería comercial de crías lactantes de foca está prohibida en Canadá”.
Entonces…¿cómo se explican dichas imágenes?

“Canadá… sanciona las violaciones a los reglamentos de la cacería de focas
Los casos en que no se caza a las focas de una manera humanitaria se toman muy en serio. El gobierno de Canadá ha presentado más de 200 cargos en contra de cazadores de focas desde 1996”.
Sólo en los últimos cinco años, organizaciones conservacionistas han proporcionado evidencias de 660 violaciones de la normatividad canadiense que regula la caza de estos animales.

“Canadá… toma en cuenta la supervivencia de las especies de foca”
 Hablamos de las especies y no de los individuos. Cada individuo es un ser vivo, al igual que cada ciudadano forma parte de una sociedad.

“Canadá… estudia las focas y sus ecosistemas”
 Indiscutible.

   No obstante cualquier argumento, resulta inaceptable y vergonzoso que el gobierno de Canadá –el cual ostenta la sede de la Comisión de Cooperación Ambiental del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica-, haya autorizado, alentando y estimulando a casi 13,000 asesinos frenéticos-, hacia la barbárica y maratónica cacería de hasta 350,000 focas -la mayor cuota de los últimos 35 años-, con fines estrictamente comerciales, de una especie tan admirable y que hasta hace pocos años estaba severamente amenazada y en peligro de extinción. No obstante, el gobierno canadiense planea sacrificar un millón de crías de focas en sólo tres años

   Como sabemos, el 80% de la cuota oficial para el sacrificio de las 350.000 focas, fue cubierto en tan solo 2 días, habiendo masacrado sin ningún escrúpulo a 240,000 indefensos animales; decidiendo así las autoridades de Canadá interrumpir la exterminación masiva autorizada para esta primavera y dejando paso a pequeñas embarcaciones para continuar con esta cínica matanza, hasta agotarse por completo el contingente fijado por el gobierno de Ottawa y que tanta indignación ha generado en las personas con valores a nivel mundial, mismas repito, que son un mercado potencial para el sector turismo canadiense.

   Sin embargo, la indignación no queda ahí. Cabe señalar que el 95% de los animales sacrificados por su piel –para satisfacer las exigencias banales de un significativo aumento en la demanda mundial de pieles-, tiene menos de tres meses de vida.

   Los animales destinados a morir, no recibieron un disparo en la cabeza, lo que pudo disminuir o evitar su agonía. Por el contrario, la ignominiosa saña -mostrada en las imágenes difundidas a través de los medios masivos-, muestra el empleo de una rudimentaria herramienta muy distante de cualquier sacrificio que pudiese considerar como humanitario. Creo que esta forma de asesinato en países subdesarrollados, sería considerada como bárbara. En Canadá, es incalificable.

   Videos oficiales y no oficiales -como los que pudo apreciar su servidor-, dejan una huella imborrable en el corazón y la razón, y quitan el aliento a quienes aún tenemos el poder y la fortuna de respirar:

   Indefensas criaturas -ante el poder de la razón y la inteligencia humana-frente a los inertes cuerpos destajados de sus congéneres y familiares; lastimeros gemidos de agonía; indescriptible caos y confusión de seres masacrados que no logran comprender que sus pieles –tales como las de los judíos ante el régimen hitleriano-, sirven para satisfacer vanidades de una raza superior; animales desollados y descuartizados aún conscientes de su propio dolor y frente a otros que esperan -sin desear-, la misma suerte; animales muertos y vivos que son arrastrados por el hielo con ganchos; focas heridas que mueren entre montañas de animales y sangre.

   Nuestras preguntas son muchas: ¿Esto es Canadá?, ¿Esto es primer mundo?, ¿Esto es plausible?, ¿Esto es admirable?, ¿Esto es lo que quiero que vean y que aprendan mis hijos?, ¿Esto ayuda a la imagen de marcas dignas que promueven el turismo a Canadá?, ¿Esta es la imagen de un país al que con gran admiración hemos promovido a través de campañas para diferentes empresas a lo largo de varios años de actividad profesional como publicistas? La respuesta es clara: NO.

   Esto no es todo Canadá, ni son todos los canadienses, ni son todas las empresas canadienses, ni son sus construcciones, ni es su naturaleza. Esto, señor mío, es la decisión de un gobierno y un pequeño rebaño de asesinos en aras de su propio beneficio, que contrarían y retan no solo la opinión mundial, sino a todos aquellos que con orgullo hemos apoyado, de una u otra forma, el crecimiento y gloria de Canadá, un país al que siempre – hasta ahora-, habíamos admirado.

   Hoy, con gran tristeza en muchos sentidos, nos vemos en la necesidad ética y moral de unirnos y comprometernos con la opinión mundial, promoviendo nuestros propios principios, al reprobar y repudiar la reciente e incalificable masacre y tortura de focas dictada y avalada por el gobierno canadiense.

   Es por ello que nos vemos en la obligación y convicción moral, de renunciar a la promoción de cualquier servicio y/o producto que beneficie la imagen del gobierno canadiense o genere divisas para este, hasta que dicho gobierno dicte la orden inmediata de cese a la masacre y exterminio masivo de focas, y destituya a los funcionarios que autorizaron la matanza, en cuyo caso, nos comprometemos formalmente a colaborar gratuita y altruistamente durante un año con el gobierno de Canadá, para reivindicar el nombre e imagen de un país cuyos ciudadanos honestos han forjado a través de los años, y a promover que tales actos no se repitan.

   Por tal motivo, sé que comprenderá que mi decisión no es fácil ni romántica, y si de algo sirve afectar mis intereses económicos para dignificar mi naturaleza como hombre, mi postura como ciudadano del mundo y mi actividad como profesional comprometido hacia la sociedad y el planeta, espero que aplique ahora.

   Honesta y respetuosamente:

Juan Carlos Poó Arenas
Presidente 
Grupo Publicitario POÓ & DLS y Asociados

ASDESINOS2focas

A continuación presento para los fines necesarios una gran labor de investigación informativa realizada por Benedicto Cuervo Álvarez, de España, en el portal otromundoesposible.net, en la que toca el tema de las masacres de focas con gran esmero y datos firmes. 

Focas: la matanza anual se aproxima

Fuente: Benedicto Cuervo Álvarez. Otromundoesposible, España

http://www.otromundoesposible.net/naturaleza/focas-la-matanza-anual-se-aproxima

Como cada año por estas fechas, la ceremonia “cultural” y presuntamente ecológica para mantener a raya sus poblaciones en Canadá y Noruega, nos dejará sangrientas y crueles imágenes de focas adultas, pero sobre todo de crías de foca, que acabarán despellejadas sobre la nieve para regocijo de la industria peletera.

El nombre científico de las focas es el de pinnípedos, que significa “con pies como aletas”. Pertenece a la familia de los Phocidae, son animales marinos, ya que pasan casi toda su vida en el agua, con dificultades para trasladarse en la tierra, cuestión que las diferencias de los lobos marinos, al igual que su falta de pabellón auditivo externo.

Su característica principal es su cuerpo alargado y su gran capacidad natatoria, ya que al ser animales marinos pasan casi toda su vida bajo el agua, para ello usan sus extremidades anteriores a modo de aletas, mientras que las posteriores permanecen más bien fijas. Para desplazarse en la tierra no son muy rápidas, sin embargo pueden moverse con cierta velocidad gracias a la reptación.

Por otra parte, si bien existen diferencias según la especie de foca de la que estemos hablando, la foca común tiene un tamaño relativamente pequeño, ya que puede llegar a medir aproximadamente, entre un metro y medio y dos metros y llega a pesar alrededor de 100 kgs. Las hembras por su parte, son un poco más chicas tanto en tamaño como en peso ya que no llegan a los dos metros de largo y como mucho pueden pesar hasta 80 kilogramos.

Las focas tienen una esperanza de vida que varía según el género, los machos viven entre 25 y 30 años, mientras que las focas hembras pueden llegar a vivir hasta los 40 años. El pelaje de las focas es denso y corto y  no tiene fines de protección térmica, esta protección se la otorga la capa de grasa subcutánea que tienen estos animales marinos.

De las 33 especies de focas, existentes en el mundo, algunas de ellas se encuentran en peligro de extinción, como la foca de Hawai que habita en algunas pequeñas islas del noroeste de dicho archipiélago. A pesar de ello, a las focas se las persigue y mata sistemáticamente por todos los océanos y mares del mundo destacando especialmente dos países: Canadá y Noruega, tanto por el número de focas muertas en estas matanzas inhumanas que se perpetran anualmente, como por la crueldad utilizada para ello.

Antes de analizar estas matanzas vamos a situar dónde se localizan algunas de las especies de focas más conocidas a nivel mundial, observando el mapa realizado por Óscar Fernández Torga.

distribucion-mundial-focas

Distribución mundial de las poblaciones de focas. Autor Óscar Fernández Torga.

Como se puede observar, en este mapa, las distintas especies de focas habitan en todos los océanos y mares del mundo. Algunas especies viven conjuntamente en las mismas regiones y otras cada vez son más difíciles de ver debido a la drástica reducción de su especie.

En la Península del Labrador, al este de Canadá, es donde se realiza la mayor matanza de focas adultas y también de sus crías. Durante muchos años la matanza ha permanecido casi oculta al mundo, pero la llegada de Internet, sobre todo, trae a nuestras retinas esta vergonzosa realidad cada primavera.

Francisco Ucán señala que: “La cacería tradicional de primavera es una importante actividad “cultural” y económica de los cazadores de foca canadienses y de los indígenas nativos del Canadá. Y aunque los Estados Unidos han prohibido los productos de foca canadienses desde 1972, y la Unión Europea desde 1983, los pescadores y cazadores venden las pieles de estos animales principalmente a la industria del calzado y de la moda en Noruega, Rusia y China, aunque también se aprovecha la grasa como aceite. Se calcula que los cazadores de focas obtienen cerca de 90 dólares por cada pieza capturada”.

El Gobierno canadiense apoya, e incluso subvenciona estas horrorosas matanzas de focas ya que, según dice: “ La cacería es necesaria para mantener el control de la población de focas, aprovechar el recurso comercializándolo y evitar que estas miles de focas terminen con toneladas de pescado, vitales para la economía y para la alimentación de la población costera”.

ASESINO1FOCALas matanzas de focas en Canadá son de descomunales proporciones. En1996, se mataron 250.000 focas. Un año después, en 1997, el Gobierno canadiense hizo ilegal su caza con fines comerciales, pero seis años después,en 2003, la caza de focas se reanudó nuevamente de forma legal, aumentando las capturas hasta las 335.000, en 2006, un año después, en 2007, se mataron 325000 focas, mientras que el Gobierno canadiense permitió la caza de 270.000 en 2008 y 280.000, en 2009. En resumen, en tan solo 14 años (de 1996 a 2009) se mataron, tan solo en un país, Canadá, más de 3 millones de focas. El descenso de capturas, en estos últimos tres años se debe, más que a la crisis económica, al boicot de algunos países desarrollados en la compra de las pieles canadienses y a la presión que ejercen numerosos grupos ecologistas de todo el mundo. A pesar de este descenso, la masacre supuso el 80% de las crías nacidas en 2010, de acuerdo a las cifras manejadas por el International Fund for Animal Welfare, IFAW.

Además, El Diario de Navarra, informó en marzo de 2008 que: “Entre 1995 y 2001, se habían concedido más de 20 millones de dólares en subvenciones a la industria canadiense de la caza de focas para ayudarles a soportar las posibles pérdidas en el negocio. Estas subvenciones vienen de entidades como la Atlantic Canada Opportunities Agency, Human Resources Development Council, y el Canada Economic Development-Quebec. Se entregan de forma variada, incluyendo fondos para salarios de empleados de las plantas de procesamiento de productos de foca, investigaciones de mercado y viajes, así como capital para plantas de procesamiento”.

En estos últimos años la caza de focas ha alcanzado un nivel de polémica nacional e internacional no visto desde hace más de una década cuando el entonces ministro de Pesca, Brian Tobin, promovió de nuevo la caza masiva de focas  como forma de recuperar los exhaustos bancos de bacalao. El Ministerio de Pesca canadiense insistió en que: “Las focas devoran el bacalao, poniendo en peligro la especie”, algo que los científicos no fueron capaces de demostrar.

Más recientemente John Efford, ministro de Pesca y Agricultura de Terranova, declaró: “Quisiera ver a estos seis millones de focas -o cualquiera que sea su número- muertas y vendidas, destruidas o quemadas. No me interesa lo que les pase. (…) Cuantas más mueran más feliz seré”.

La caza de focas se ha reanudado, con el despiadado consentimiento del Gobierno de Canadá y de nuevo, unos 12.000 cazadores canadienses, utilizarán métodos brutales para matarlas a pesar de que se habían comprometido a reducir su sufrimiento. Su preciada piel las convierte en un cotizado deporte, mientras que el Gobierno defiende que hay superpoblación y que es beneficioso para la economía de la región, como señalé anteriormente.

Este año los cazadores volverán a golpear hasta la muerte a miles de crías de focas por su piel y su grasa, ya que la carne de estas crías raramente se come; solo quieren su piel y la mayoría de las veces son despellejadas vivas. Alegan que tienen que sobrevivir y que ese es el único medio que tienen de subsistencia. La nueva munición aprobada por el Gobierno para matarlas es tan débil que sólo aturde al animal. Para asegurar que no se escape hay que hacer lo de siempre, matarlas a golpes en la cabeza. Una práctica que continúa a pesar de que el precio de la piel de las focas se ha desplomado.

En el año 2001, un equipo independiente de veterinarios vigiló la matanza de focas de Canadá. Su informe fue horroroso: “En el 42% de los casos, la foca no presentaba evidencias de daño craneal suficiente no ya para estar muerta, sino que ni siquiera inconsciente, en el momento de despellejarla”. Además, concluye este informe: “Casi el 95% de las focas muertas a golpes durante los últimos cinco años, tenían menos de tres meses de edad”.

A principios de marzo, de 2008, el ex Beatle Paul McCartney y su esposa, Heather Mills, viajaron a los témpanos flotantes del Golfo de San Lorenzo invitados por la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos (HSUS) para una sesión fotográfica en la que posaron con cachorros de focas que se cazarían días después. McCartney calificó la caza comercial de las focas como: “Una mancha en el carácter de la población canadiense” y pidió al primer ministro de este país, Stephen Harper, que la suspenda.

Por su parte Rebecca Aldworth, aseguró a la agencia EFE que: “El viaje de Paul McCartney ha hecho que la caza de focas se haya presentado al público que era uno de nuestros mayores problemas ya que los medios de comunicación de este país (Canadá) no querían hablar de la caza comercial de las focas. Todo esto ha cambiado desde que Paul McCartney vino a Terranova”.

En Noruega la matanza de focas es importante aunque el número de muertes es sensiblemente inferior al canadiense. Según el diario El País: “En 1996 el Gobierno noruego autorizó la caza de 20.000 focas”. Sin embargo, en los últimos años se están matando unas 50.000 focas al año,con la autorización gubernamental correspondiente, duplicando el número de capturas respecto a la década anterior. Pero no se vayan ustedes a pensar que lo hacen por interés comercial, en absoluto. Su actividad es una desinteresada contribución a la biodiversidad del Polo Norte, al  menos eso dicen, cínicamente, ministros y dirigentes del país nórdico.

El Gobierno noruego, en su portal oficial para España, lo considera una gestión adecuada de los recursos. Porque,nos explican que en el Nordeste Atlántico: “La foca de Groenlandia consume ella sola más arenques de lo que es capaz de pescar toda la flota pesquera noruega”. Por todo ello no solo se permite esta caza, sino que como en Canadá, la salvaje actividad recibe periódicamente ayuda estatal que el propio Gobierno justifica como necesaria.

Ante la pregunta formulada por un periodista del diario 20 Minutos, en abril de 2008, sobre si la caza de focas le parece una solución cruel, el Ministerio de Asuntos Exteriores noruego respondía: “Según la ley, se debe matar a los animales con rapidez, humanidad y con el menor sufrimiento posible. Los únicos instrumentos que se pueden utilizar son los rifles y los hakapik. Las focas adultas se cazan con el rifle, mientras que los cachorros se cazan con el rifle o con el hakapik. El hakapik puede parecer primitivo, pero es una herramienta eficaz que aturde inmediatamente al animal y lo mata rápidamente. La legislación noruega no permite la caza de lactantes, es decir, cachorros que no han sido abandonados por sus madres. Se exige, además, a los cazadores que asistan a un curso y a pruebas de tiro cada año antes de la estación de caza…”. Sin comentarios.

Sin entrar a considerar la necesidad o no, de estas matanzas de focas, el gran interrogante sería: ¿Es necesario matarlas de esta manera tan cruel?. En un principio las focas son golpeadas con un hakapik (como el que aparece en la fotografía). El hakapik noruego es un garrote de madera de unos 340 gr. de peso y 1 metro de longitud, cuyo diámetro está en torno a los 5 cm. Consta de una cabeza de martillo (para aplastar el cráneo de la foca) y un gancho (que se utiliza para arrastrar el cadáver) en el extremo. Tanto el martillo como el gancho son de hierro. En Noruega, el hakapik se utiliza solo para matar a las crías de las focas de menos de tres meses, que pesan unos 10 kilos al nacer, y su pelaje es blanco para ocultarlas de posibles depredadores. Es la piel de las focas bebés la que se comercializa fundamentalmente, ya que tiene más valor en el mercado que la piel de las focas adultas que los cazadores matan con sus rifles.

Para la industria peletera de Noruega, la piel de foca y, muy especialmente, las focas bebé debido a su piel blanca y fina, siguen siendo un atractivo negocio a pesar de la crisis, ya que estos abrigos de lujo los compran las personas más ricas de los países desarrollados e incluso magnates que viven en países subdesarrollados (como podemos observar en informes y reportajes) sin importarles, en absoluto, que para la confección de un abrigo de foca es necesario el sacrificio de 15 crías ó 7 focas adultas.

Por si ésta arraigada costumbre no fuera suficiente ahora, en Noruega, han ideado una nueva diversión vacacional que supera los límites inimaginables de la aberración. Este atractivo turístico, de reciente incorporación, consiste en viajar al país nórdico para pasar unos días matando focas arpa adultas y también alguna cría.

Algunas compañías, como NorSafari, ya están lanzando paquetes de vacaciones con este objetivo, que ofrecen, además de alojamiento y comida, soporte y entrenamiento para aprender a trocear y conservar cadáveres de focas a los principiantes. En un diario y en internet salió publicada una nota de una compañía de turismo noruega que ofrece: “ Un paquete de caza de 4 días por 1.100 dólares, que dice asegurar a los sangrientos turistas al menos 2 focas efectivamente muertas por sus manos y por solo un plus de 70 dólares más, ofrecen también una cría de foca para matar”.

Esta iniciativa recreativa se suma a la voluntad del gobierno noruego de ampliar la caza anual de focas, de modo que los aficionados puedan participar también en esta actividad sádica. Como ya apuntaba, los pescadores noruegos culpan a las focas de devastar las reservas marinas del Mar del Norte, sin embargo, son muchos los que señalan como causa de dicha devastación la pesca excesiva que llevan a cabo los propios afectados.

Además, como señala en una comunicación personal Oristsland, algunas focas mueren de forma accidental atrapadas en las redes de pesca: “En No-ruega, en los últimos años, se han registrado numerosísimas capturas de focas de Groenlandia, sobre todo en redes fijas para el bacalao a lo largo de la costa septentrional de Noruega. Al menos 37.000 focas de Groenlandia murieron en aguas noruegas de esta manera, en 1987”.

En los últimos años se está produciendo un enfrentamiento entre el Gobierno noruego y la Unión Europea por la matanza de focas en este país comunitario, ya que la UE ha encontrado indicios de crueldad tales como que muchos de estos animales están vivos cuando se les arranca la piel. Vivos después de recibir un tiro o un golpe en la cabeza. La European Food Safety Authority también descubrió varios casos de focas asesinadas cruelmente hace poco tiempo.

A las matanzas de focas por parte de los cazadores desaprensivos se une, en los últimos años, las condiciones naturales adversas. El Fondo Internacional para la Protección de Animales (IFAW) afirma que: “Debido al cambio climático, en los últimos años el hielo se está volviendo más frágil, lo que está provocando un aumento de la mortalidad de las focas por efecto natural”. En este sentido,  el profesor David Lavigne, una de las mayores autoridades científicas del mundo en focas arpa informó que: “ Según los propios datos de las autoridades canadienses, en los períodos recientes en los que el hielo ha sido débil la mortalidad se ha disparado entre el 25 y el 75% de las crías nacidas”.

El comercio de pieles abarca una amplia gama de productos de lujo. En primer lugar, las pieles de foca sirven para elaborar chaquetones y abrigos, pero también bolsos, botas, sombreros o cinturones. Todos estos productos de lujo siguen dando pingües beneficios de ahí que, como señala el grupo eptaonline en su blog: “La marca Dolce& Gabanna bajo la presión de las asociaciones animalísticas, declaró públicamente su renuncia a trabajar con pieles de foca. Pero aún quedan muchas marcas, de procedencia europea, que crean colecciones con piel de foca. Además, otras marcas, de empresas farmacéuticas, siguen usando el aceite de foca en sus productos en forma de cremas o cápsulas de Omega 3 y Omega 6”.

El precio de estas prendas de abrigo oscilan entre los 700 euros y más de 6.000 euros para los más cuidados y lujosos. También se pueden comprar botas altas por unos 450 euros, bolsos de piel de foca, en torno a los 300 euros unidad, sombreros por 250 euros…

Para concluir este artículo reproduzco las palabras de María Gabler que nos pueden servir, a modo de reflexión, sobre la crueldad empleada para matar a las focas, así como la gran cantidad de ellas que se matan anualmente: “La cacería de focas consiste en apalearlas o dispararlas a la mayor cantidad posible, sin ni siquiera verificar si los animales han muerto, por lo que muchas veces las focas son desolladas vivas. Así, se ha llegado a matar hasta tres veces más de la cuota permitida: entre 2003 y 2005 se mató a un millón de ellas. Hoy se calcula que cada año se matan unos 500.000 ejemplares”.

Estimado Benedicto:

Una gran labor de denuncia realizada con excelente profesionalismo en los datos y un aplauso por tu interés en este, otro de los  aberrantes actos de conveniencia humana que afecta los intereses y la dignidad humana y del planeta.

Me he tomado la libertad a reserva de tu opinión contraria, de publicar tu artículo en mi blog, como anexo a una carta que presenté hace años en mi país -México-, al entonces embajador de Canadá,  dirigida a su gobierno y habitantes en general, misma que podrás leer y compartir si así lo deseas.

Desde luego al anexar tu artículo respeto tu autoría y menciono la fuente con la finalidad de que mayor número de personas lean tus interesantes comentarios y conozcan tu loable labor.

Estoy a tu atención y amistad cuando así lo requieras.

Recibe un abrazo y mi apoyo incondicional.

Juan Carlos Poó

México

http://www.juancarlospoo.wordpress.com

FOCA1

FOCAMUERTA2

FOCAMUERTA1