ENTRE VIVOS Y MUERTOS

Por Juan Carlos Poó A.

jccalaca1-0k-bajaA veces sueño que vivo en un mundo de muertos donde lo que pasa, a todos les va. Da igual. Es un mundo de muertos.

Pero luego despierto y veo a mi alrededor las plantas y los animales.Observo que conservan su naturaleza. Confío.

Me doy cuenta así y descubro que vivo en un mundo de vivos, donde también hay muertos, a los que todo da igual.

Y me quedo pensando: ¡Qué dichosos los muertos que están muertos! Libres, serenos, en paz. Están más vivos que los vivos que están muertos. Esos, a los que todo da igual.

¡Felíz día de Muertos!…

para los muertos muertos, y para los vivos vivos.

Juan Carlos Poó

Anuncios

DÍA DE MUERTOS EN MÉXICO. EHNCQTQ.

El HOY NO CIRCULA que todos queremos

diademuertos2016-baja

En vez de celebrarlos, México debería avergonzarse por sus muertos.

#ElHoyNoCirculaQueTodosQueremos     #SoyMéxico    #NoMásViolencia

 

 

Día de Muertos a la James Bond

La Cultura de la Incultura   Parte 1-

Por Juan Carlos Poó Arenas / 03 de Noviembre 2015.

La desculturización nacional no es cosa nueva.

JuanCarlosPoo-Craneo 1B

Juan Carlos Poó

Desde hace algunos no tantos años  -digamos desde mi infancia para acá-, ya ni se diga desde la época de juventud de mis padres y hasta la de mis abuelos, he podido ser testigo del cómo en México las buenas tradiciones  se van perdiendo o modificando grotescamente al ritmo y de acuerdo a los intereses económicos de quien las acopla a sus propias necesidades comerciales, y me refiero solo a las buenas tradiciones, esas que vale la pena conservar y que no tienen nada que ver con el maltrato y tortura de animales ni con el uso desmedido de la pirotecnia. Estas últimas por mí que se pudran en el olvido. Pero no me refiero a ellas, me refiero a tradiciones tan maravillosas como El día de Muertos, las Posadas, Las Pastorelas; a esas.

Esta actitud empresarial de destrucción cultural se da por supuesto en colaboración con las esferas más altas de quienes siempre rigen los destinos socioculturales de nuestro país y que doblegan sus manos durante sus cortos reinados a los intereses casi siempre extranjeros, quedando las determinaciones culturales que se transmitirán al mundo sobre México y a los propios compatriotas  a conveniencia  de grandes negocios y en la complicidad con funcionarios públicos y políticos (entre ellos “Secretarios de Educación”, “Jefes de Gobierno”, “Secretarios de Turismo”, “Legisladores” y otros) a quienes la cultura nacional importa poco o nada mientras no les genere selfies, notas en periódicos, puntos a su carrera, reconocimientos internacionales, dinero o alfombras rojas por las que puedan desfilar.  Todo ello desde luego también con la completa aceptación popular pues al pueblo solo le basta diversión y distracción para ser complacido aunque le cambien radicalmente sus gustos y actividades culturales tradicionales dosificadamente.

calaveras2Un gran ejemplo de esta absurda falsedad en la proyección internacional sobre la cultura de nuestro país  es la aberrante aceptación que el pueblo y dichos funcionarios “políticos, culturales, educativos y turísticos” expresaron sin objeción a las escenas carnavalescas del día de muertos dentro de la filmación de la película de James Bond, Spectre,  filmada hace unos pocos meses en la Ciudad de México, quienes en “aras de la proyección internacional  de nuestro país y del beneficio turístico que esto representa”  no cesaron de lambisconear  y agradecer  a los empresarios cinematográficos  de dicha producción por haber  seleccionado a México para tan importante filme de la saga en aras de la proyección internacional de nuestro país.

bloqueo vial 1

Por si fuera poco,  no faltaba más, se cerraron varias calles del centro para no entorpecer  la filmación (al fin es una ciudad donde casi no hay manifestaciones ni se afecta la circulación casi nunca). También, se destinaron no sé cuantas patrullas ni cuantos tantos elementos de la policía metropolitana para cerrar las calles y para aparecer en el filme (al fin es una ciudad donde no pasa nunca nada, no hay delincuencia, no hay tráfico de automóviles y no se necesita a mucho personal de la policía para patrullarla; y además nos sobran policías para prestarlos a quien lo solicite). También, se les agradeció infinitamente a los empresarios internacionales  el que hayan policiasgenerado tantas fuentes de trabajo temporales a tantos extras que participaron en las escenas de barullo en masa. Todos los mexicanos quedamos muy  contentos con los espejitos que nos regalaron.

No, si no digo que hay que ser un amargado para ver lo malo en todo.

reconocimientoMe gusta el cine. Me gustan las películas de acción y eso incluye a las de James Bond. Y  James Bond es ficción. Lo sé. Así que no es que me lo tome muy a pecho. No. No es eso. Y aunque no le hago reverencia como otros ni le lamo los huevos ni le otorgo títulos, Daniel Craig me cae muy bien. Y mientras el Jefe de Gobierno nombró “Huesped Distinguido de nuestra ciudad”, a un actor británico que vino a trabajar y a ganar millones de dólares por ello – no a visitarnos de cuates-, también millones de ciudadanos padecieron las lambisconerías políticas al no poder trasladarse a sus trabajos o a sus casas por las calles que Mancera prestó sin pedir autorizacióna nadie.

SPECTREPero, regresando al carnaval, en serio.

Pregunto: ¿Cuando en nuestras vidas mexicanitas en nuestro México “lindo y querido”  (si muero lejos de ti) y en nuestras tradiciones “tan nuestras”,  hemos visto que el día de muertos se celebre con un Carnaval en el Zócalo del Distrito Federal como el de Río de Janeiro, con carros alegóricos, con gente pintada y disfrazada bailando por las calles del centro de la Ciudad, y  repleto de  figuras gigantescas de más de tres metros de altura representando Calaveras  y Catrinas? ¿Cuándo, díganme, que no sea en la ficticia historia de James Bond Spectre?

¡Noooo!.. Si en nuestras probecitas y humilditas vidas Mexicanitas… ¡Po’s nunca!  Todo lo hemos visto en chiquito. Necesitábamos que vinieran los gringos para hacer nuestra celebración en  grandote, todo grandote, porque si no es grandote y con algarabía, al estilo joligud, nuestro país y nuestras tradiciones nomás NO SIRVEN para la filmación del Bond ese.

Y entonces, el retrato de México en día de muertos que presentan en la película, ese retrato que tanto aplaudieron el Secretario de Turismo y el Jefe de Gobierno y que tanta proyección dicen que nos da en lo internacional… ES MÁS FALSO QUE UN BILLETE DE MIL PESOS… ¿Dije de mil pesos?… ¡Mmmmmm!… Creo que sí. De esos que todos quieren tener pero que nadie quiere aceptar.

billete de mil

Señores, ¡Defiendan la verdad! No patrañas.

OFRENDA bajaNo se necesita confundir lo GRANDOTE con lo GRANDIOSO. Nuestras tradiciones, las buenas tradiciones, son majestuosas. ¿Por qué permitir que un puñado de ignorantes retrate  algo que no es (los cineastas)? ¿Por qué permitir que otros ignorantes permitan (valga la rebusnancia) que se retrate algo que no es (los políticos y secretarios). ¿Por qué permitir que alguien permita que se permita que se diga lo que no es (el pueblo)

calaveras4¿Por qué permitir que presenten nuestra cultura ante el mundo de una forma totalmente aberrante y estúpida,  ignorando por completo nuestras verdaderas tradiciones, con gran desconocimiento cultural sobre nuestro país y con una ignorancia ciega respecto a nuestra idiosincrasia? Una vez más queda demostrado que muchos cineastas buenos para hacer cine espectacular sí lo son. Pero también son muy malos en investigación, conocimientos y cultura. O simplemente lo que les interesa es la historia de la película que se basa en un mundo de ficción, no la proyección internacional de nuestro país y su cultura, como absurda y tendenciosamente, o tal vez peor aún, ignorantemente,  declararon el Secretario de Turismo y el Jefe de Gobierno en su momento y ahora también con la Premiere de la película, en la que al ver burro aprovecharon el viaje para desfilar también por la ridícula alfombra roja como unas real mexican curious,  “Celebridades”  (como ahora le llaman los reporteros de chismes de espectáculos a cualquiera que aparece en TV); “celebridades”  made in Mexico  que nada tienen que ver con la producción de Spectre  como Adal Ramones, Bárbara Mori, José María Torre, Rebeca de Alba, Camila Sodi y hasta el mísmisimo Miguel Ángel Mancera. Muy al estilo TV y Novelas o Televisa.

Adal RamonesBarbara MoriCamila Sodi

Miguel Mancera 1Como dato curioso debo confesar que  todas las alfombras rojas me parecen ridículas porque exhiben a las personas como ganado para ser evaluadas en su vestir, en su andar, ver a quien se le ven los calzones, quien tiene las tetas más grandes, las arrugas más evidentes, las cirugías más exitosas, o quien da un traspié y se parte la madre, o bien para retratarles hasta cegarlos, admirarlos de cerca o criticarlos hasta morir. Pero a los actores con clase, serios o reservados,  no les queda de otra más que acatar esa no tan vieja costumbre que además se establece como norma a cumplir en sus millonarios contratos. Pasar por la alfombra roja es una condición para todo aquél dedicado al espectáculo. Sin embargo, más ridículo me parece -también lo confieso-  que actores o conductores mexicanos se pavoneen en una  alfombra roja que no les corresponde cuando ni siquiera  participaron en el proyecto referido y cuando dicho proyecto es extranjero, no mexicano. Eso me parece  sumamente ridículo. Es como suplicar… ¡Véanme, véanme!  Pero a final de cuentas los actores son exhibicionistas y por aquello de “Santo que no es visto no es adorado”, están acostumbrados a actuar y a pavonearse para que los vean,  aunque cacareen huevos que no pusieron o hagan el ridículo por el cual hasta les pagan. Y también por sus chismes de lavadero donde se exhiben sin pudor. De ello viven esos que se dicen actores. Por eso no es de extrañarse que muchos aprovechen cualquier oportunidad en las alfombras rojas. Pero, lo que se me hace ya de verdad el colmo de los ridículos, es que un político se preste para desfilar en la alfombra roja de una producción cinematográfica. Así, querer ganar o conservar popularidad hace que la gente caiga en lo ridículo para llamar la atención.

Pero, volvamos al tema de la proyección cultural de nuestro país madroños

Guy Williams. El Zorro

Guy Williams. El Zorro

No es la primera vez que el cine internacional, especialmente el gringo, presente una realidad de México que no es. Recordemos las películas gringas  de los años 30´s, 40´s, 50´s, 60´s, 70´s. Las películas de El Zorro desde Tyrone Power hasta Antonio Banderas. ¿Qué México retratan? Las Románticas. Las de acción. Las de aventura. Las de suspenso. Recordemos todas, casi todas en las que se hacía mención de México o en las que se retrataba a México. Repletas de ignorancia sobre nuestra cultura, sobre nuestra música, nuestra gente.

baileelzorroEsas que retrataban al mexicano con una botella de tequila, sombrero, zarape y sentado a la sombra de un  maguey. Esas, que en vez de retratar al mariachi con su atuendo tradicional, lo vestían como churumbel español con sombrero de madroños y entonando con sus cuerdas rasgueos de música española haciéndola pasar por música ranchera, mientras bailarinas con vestidos híbridos que parecían  gitanas y no sé qué otra cosa danzaban con una flor en la boca al ritmo de bulerías o acordes pseudo- flamencos . Esas películas, como ahora Spectre, que retratan un  México que no es, una cultura que no es, una tradición que no es  y un Día de Muertos  que no existe en nuestro país.  La diferencia es que a esas producciones antes las criticábamos. Ahora, les damos las gracias por proyectar nuestra cultura y por atraer turismo a México, ¿No es así Señor Mancera?

reconocimiento 2

Siempre hemos criticado a los gringos y a los extranjeros (que no son lo mismo –lo digo con ironía por ser sucursal de ellos en muchos aspectos) por lo poco que saben de nuestra cultura. Incluso por no saber localizarnos en el Mapa Global. Pero…  ¿De quién es la culpa en realidad?

Mientras sigamos aplaudiendo sus pendejadas, comportándonos como payasos ante ellos, haciendo payasadas para ellos,  y tratando de ser como ellos y retomar como nuestro lo de ellos, la culpa es nuestra.

La competitividad Global nos obliga a emprender extrañas acciones de autodestrucción  y la transformación cultural y tradicional  no está exenta de formar parte en ello.

cabecerathankgivinAsí, para bien o para mal, estamos dispuestos a demostrar que podemos ser los primeros en la importación de cultura basura y de costumbrismos ajenos.

De tal forma, en muchas escuelas mexicanas que presumen ser multiculturales aunque no lo sean, se le da ya más importancia a la enseñanza  y aprendizaje de la festividad Norteamericana y Canadiense del Thanksgiving Day  que a la integración de los niños con nuestras costumbres y tradiciones.

turkeyPor ello,  en estas escuelas mexicanas, aunque estén llenas de niños morenos o con rasgos latinos, como quieran,  y que no tienen ningún contacto con la cultura Norteamericana, es cada vez más común verlos disfrazados en Octubre de turkeys (pavos) o pioneros colonizadores ingleses o irlandeses que de pastores, charros, insurgentes  o revolucionarios en Diciembre, Mayo o Septiembre.

tuputamadreDesde luego en las festividades gringas que celebran los mexicanos en México no pueden faltar los eventos escolares con discursos y canciones memorizados en  completo inglés aludiendo  a la “tan nuestra” tradición del  “tenksgivin gringo “ en los que los cuadros sinópticos de la historia de la colonización de los Estados Unidos de Norteamérica van acompañados, como de costumbre, por las fotografías de los pobres pavos  rellenos, presentados   absurdamente felices y sonrientes y acompañados  con pastel de calabaza y sidra de manzana caliente, por lo que siendo así la educación, muchos escolares mexicanos salen de la primaria conociendo más el significado de la salsa gravy que el de los chiles en nogada. Desde luego, al finalizar la primaria, la gran mayoría concluye sin poder sostener una breve conversación en inglés y con pésima ortografía en español. Aún así, dichas escuelas se jactan por ser de enseñanza “bilingüe”.

Thanksgiving-Turkey-Clip-ArtCHILESNOGADA

HALOWEENEn Octubre también el Haloween party  cobra ya desde hace muchos años más importancia que El Tradicional Día de Muertos, y aunque los panteones están llenos de fieles los días correspondientes… ¡Ay de uno si el 31 de Octubre no tiene preparada una suculenta dotación de caramelos y galletas para aquellos pequeños disfrazados de Scream, Chucky, Sau, Anonimus y otros tantos espantos de creación holliwoodense, so pena de sufrir las consecuencias del ya tan nuestro tradicionalmente “Dulce o Travesura”!

CALAVERAS DULCEAsí pues gracias a la mezcla cultural del caramelo de Halloween  con los tradicionales y nacionales dulces y calaveras de azúcar del día de muertos, y a la perfecta simbiosis de las tradicionales fritangas con las burguers, los hot dogs y los snaks, en México podemos presumir que gracias a las relaciones interculturales gastronómicas entre grasas y azúcares gringas y  mexicanas, somos el país  NÚMERO  UNO  en obesidad infantil de todo el mundo.

TRADICIONESMEXICANAS

LAS ESCUELAS DEBERÍAN PROMOVER MÁS NUESTROS VALORES CULTURALES QUE QUERER AGRINGAR A LOS NIÑOS A HUEVO.

La realidad, y fuera de todo sarcasmo, ES QUE en México padecemos ya desde hace años  una extraña enfermedad  a la que yo llamo Síndrome de Insuficiencia Cultural (SIC), que nos impulsa hacia lo absurdo, y a pesar de nuestro extraordinario acervo cultural,  nos obliga a buscar ansiosa e imperiosamente una identidad que nos permita ser cuando menos una mala copia de nuestros vecinos del Norte, aunque con ello debamos destruir nuestra propia identidad.

Así pues,  hoy estamos llenos de snobismos anglicistas empleados en casi todas las ramas profesionales.  También estamos llenos de tradiciones que no son nuestras. Llenos de ganas de ser  como los gringos aunque le mentemos la madre a Donald Trump.

Por eso estamos llenos de nombres que no van acordes con los rasgos fisonómicos, ni armonizan con los apellidos ni concuerdan con las raíces y que tampoco en muchas ocasiones, son escritos con propiedad: Jonatan García;  Braian González;   Brandon Melquiadéz;  Yaison Armendariz;   Yenifer Urrutia; Maicol Yacson Perez; Maicol Yordan Manriquez; Heidi (hay miles); Sirenita Galvez;  Carol Hernández; ¡No Maskes! (ese no). Vamos bien.  Y  también, estamos llenos de orgullo por las producciones cinematográficas extranjeras que retratan Nuestro Día de Muertos como El Carnaval de Brasil. Vamos mejorando.

A este paso, estoy seguro que en muy poco tiempo podremos celebrar con orgullo nuestra independencia en dos fechas memorables: El 24 de julio y el 30 de Septiembre, y gritar al mundo entero:

¡VIVA MÉXICO … IN GOD WE TRUST, CABRONES!

VIVAMEXICOin god we trust 1